Alexander von Humboldt

Alexander von Humboldt

Inicio » Biografías » Alexander von Humboldt

Alexander von Humboldt fue un viajero y naturalista alemán de fines del siglo XVIII y comienzos del XIX. Coetáneo de Napoleón y contemporáneo de Goethe, Humboldt fue el representante más prestigioso en la Europa napoleónica de la Prusia simbolizada por el barón Von Stein y el general Clausewitz. Su concepción de la Tierra como biosfera y del conocimiento de la naturaleza como comprensión de su morfología, marcaron la culminación del proyecto intelectual del romanticismo, cuyos puntos de vista en el campo de las ciencias naturales habían de ser desplazados por los planteamientos darwinistas, que vieron la luz el mismo año de la muerte de Humboldt.

Acontecimientos importantes en la vida de Alexander von Humboldt

1769 Nace en Berlín.
1795 Es nombrado consejero superior de minas.
1799-1804 Gran viaje a América.
1808-1827 Se publica su obra dedicada a la expedición americana.
1845 Se termina la publicación de Kosmos.
1859 Muere en Berlín.

Estudios de Alexander von Humboldt

Alexander von Humboldt nació en Berlín el 14 de septiembre de 1769. Su padre, caballero de mundo, había sido oficial en el ejército de Federico el Grande, para entrar luego al servicio de la corte berlinesa como chambelán de la princesa consorte, contrayendo matrimonio con Marie Elisabeth Colomb, viuda y con un hijo, procedente de una familia de hugonotes. Alexander tuvo un hermano, Wilhelm, que con el tiempo llegaría a ser filólogo de fama y fundador de la Universidad de Berlín. Ambos fueron educados por preceptores particulares y se introdujeron desde muy jóvenes en los círculos de la llamada «Ilustración berlinesa», animada principalmente por intelectuales judíos. Estudió economía y geografía en Frankfurt (1787-1788), Gotinga (1789-1790), donde fue discípulo del médico y zoólogo Johann Friedrich Blumenbach, y en Hamburgo (1790-1791). Durante esos años realizó sus dos primeros viajes: una excursión geológica por el Rin y una expedición a través de Bélgica, Holanda, Inglaterra y Francia dirigida por el naturalista Georg Forster, quien había acompañado al célebre capitán James Cook en su segundo viaje alrededor del mundo. En 1791 ingresó en la Escuela de Minas de Freiberg, a la sazón dirigida por Abraham Gottlob Werner, el creador de la teoría del neptunismo. Tras estudiar allí durante un curso, pasó a integrarse al Departamento de Minas de Prusia, siendo elegido miembro del Consejo Superior de Minas en 1795.

Alexander von Humboldt
Alexander von Humboldt

Expedición de Humboldt a América

Tras la muerte de su madre en 1796 (su padre había fallecido en 1779), Humboldt entró en posesión de una cuantiosa herencia y abandonó la administración pública para consagrarse a la satisfacción de «un ardiente deseo, abrigado desde la adolescencia»: la exploración científica de las regiones más alejadas del mundo. En marzo de 1797 inició una estancia de tres meses en Jena, junto a su hermano y en contacto con Schiller y Goethe; las ideas de este último sobre la morfología influyeron decisivamente en las concepciones del propio Humboldt. Tras dos intentos fallidos de participar en otras expediciones, Humboldt se dirigió a España en los últimos días de 1798 con el propósito de emprender viaje hacia las Indias Occidentales, en compañía de su amigo el botánico francés Aimé Goujaud Bonpland. Conseguida ayuda de Carlos IV, el 5 de junio de 1799 zarpó de La Coruña, eludiendo el bloqueo de la armada británica; tras una escala en Tenerife, donde Humboldt escaló el Teide, arribaron a Cumaná, en las costas de Venezuela, el 16 de julio.
Durante el año y medio de su estancia en Venezuela, Humboldt y Bonpland remontaron el Orinoco y descubrieron su unión con el río Negro a través del Casiquiare, luego se trasladaron a La Habana, donde desembarcaron el 19 de diciembre de 1800; tras recorrer Cuba por espacio de tres meses, se dirigieron a Colombia y el botánico gaditano José Celestino Mutis les dispensó una acogida triunfal en Bogotá, donde permanecieron dos meses. En septiembre de 1801 partieron de nuevo, esta vez hacia Quito, a donde llegaron el 6 de enero de 1802; Humboldt realizó sendas ascensiones a dos de los mayores volcanes sudamericanos, el Pichincha y el Chimborazo, prosiguiendo luego su viaje hasta Lima. El 5 de diciembre de 1802 la expedición zarpó de El Callao y llegó a Guayaquil el 9 de enero de 1803; allí estudió Humboldt la corriente oceánica que lleva su nombre y midió por vez primera su temperatura. Seis semanas después partieron por mar hacia México y tocaron tierra en Acapulco el 23 de marzo; Humboldt permaneció por espacio de un año en territorio mexicano y participó activamente en la vida científica y social de la capital, a la que un cuarto de siglo más tarde barajó la posibilidad de regresar como emigrante, tras que su proyecto de una gran expedición por que su proyecto de una gran expedición por Asia se viese frustrado. El regreso a Europa se produjo luego de una estancia de siete semanas en los Estados Unidos, donde Humboldt fue huésped del presidente Thomas Jefferson; los expedicionarios desembarcaron en Burdeos el 3 de agosto de 1804.

Publicación de su expedición

Durante veintitrés años, Humboldt se dedicó a elaborar las conclusiones extraídas del viaje, residiendo principalmente en París, donde en 1827 acabaron de publicarse los 35 volúmenes que daban cuenta de los resultados de la expedición; el relato personal de sus experiencias (Relation historique) es uno de los libros de viajes más apreciados de todos los tiempos. En 1805 había aparecido su obra sobre la distribución geográfica de las plantas, que contenía una lámina dibujada por Goethe y que fue una obra inaugural en el campo de la fitogeografía y la fitopaleografía. En 1808 se publicó Ansichten der Natur (Aspectos de la naturaleza) y su obra preferida. En mayo de 1827 Humboldt se estableció en Berlín. Allí alternó sus servicios a la diplomacia prusiana con la redacción de su gran obra, Kosmos emprendida en 1834 y completada en 1845, la cual desarrolla la idea, ya presente en los Ansichten, de una descripción integral de la Tierra como un organismo vivo en el que las múltiples estructuras y funciones conviven en armonía y cooperación. Humboldt falleció el 6 de mayo de 1859 convertido en el representante más prestigioso de su país en una época en la que éste no poseía apenas peso político en el mundo.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos aún) ¡Sé el primero!