apadana

Imperio Medo o Media

Inicio » Edad Antigua » Imperio Medo o Media

La primera mención del Imperio Medo y los persas tiene lugar en las campañas de Salmanasar III (hacia 844 a. C.) cuando entran en conflicto con los asirios, antes del período más brillante de la civilización en el Luristán. La región entre Elam y el lago de Urmia comprendía cuatro regiones principales:

  • Ellipi.
  • El Zamua o país de los lullubi, guti y casitas.
  • El País de los mannai o medos: Al sur y sudeste del lago de Urmia.
  • Parsua: País de los persas. Al oeste del lago de Urmia.

A la muerte de Salmanasar III de Asiria, los pueblos subyugados recobraron la libertad y las regiones orientales se hicieron autónomas, excepto Parsua, que fue ocupada por una nueva potencia, Urartu, establecida sobre las ruinas de Hurri en las montañas de Armenia. Su potencia se mantendrá, sobre todo, cuando el período asirio comience a declinar.
A finales del siglo VIII a.C. antes de la muerte de Sargón II de Asiria, aparecieron en Irán los pueblos cimerios y escitas que divididos en dos bandas, se lanzaron hacia el sur y las fuentes asirias revelan las preocupaciones que tanto éstos como los medos producían.

mapa imperio medo
Mapa del Imperio Medo

Dejoces (728-675), hijo de Fraortes, era un afamado juez medo al que sus contemporáneos sometían sus litigios y por ello abandonó sus negocios. Hubo de preocuparse nuevamente de ellos en detrimento de la seguridad y tranquilidad de sus ciudadanos, por lo que éstos decidieron nombrarle rey.
El rey eligió una guardia personal y estableció su capital en Hamadari, la Ecbátana de los griegos, de la que no es fundador; pero que con él comenzó a adquirir importancia. A su alrededor organizó a los diferentes clanes, urbanizó y embelleció la ciudad y la rodeó de murallas (siete en total) de colores, a imitación de las dos de los babilonios (para los que los colores simbolizaban los planetas), pero para los medos sólo eran una copia artística.
Instituyó también una etiqueta de Corte, quedando prohibido mirar al rey cara a cara. Le sucedió su hijo Fraortes (675-653), que llevó el mismo nombre que su abuelo. Intentó agrupar a medos, escitas y manneos y sometió a los persas, que se habían extendido hasta el nordeste de Susa.
Tras un período de dominación escita del Irán, que Heródoto cifra en veintiocho años, Ciaxares (653-585), hacia el año 625 a. C. restableció la situación. Invitó a los principales generales escitas a un banquete, les embriagó y les mandó matar. Construyó un ejército a la manera asiria, del que lo más importante fue su caballería, ya que los medos eran excelentes criadores de caballos.
Este rey engrandeció su reino. Sitió Nínive y dio a su hija Amytis como esposa a Nabucodonosor, hijo del rey Nabopalasar de Babilonia, conquistando poco después Nínive con ayuda de los babilonios (año 612) y luego Harrán (610 a. C.). repartiéndose con Babilonia los territorios del hundido imperio asirio.

a) Babilonia se apoderó del territorio de Asur y Elam. de la Alta Mesopotamia y heredó sus pretensiones sobre Siria y Palestina (en poder de Egipto, que había ayudado a Asiria contra sus destructores finales y sacó provecho de su ruina)

b) Los Medos se atribuyeron lo que había sido el reino de Urartu, donde los armenios recién llegados serán tributarios de los medos y de las provincias asirias en Asia Menor, deteniéndose en el río Halys (en el centro de Anatolia, cuna del desaparecido Imperio Hitita), hasta donde se extendía el poderoso reino minorasiático de Lidia, gobernado por Alyates. de la dinastía de los Mermnadas.

El rey Astiaqes (584-550) sucedió en Persia a Ciaxares. Su reinado fue pacífico y largo. Introdujo costumbres asirias en su reino, como los largos vestidos de púrpura adornados con lujosos y largos collares. Su hija Mandana se casó con Cambises, rey de los persas y el hijo de ambos. Ciro II. destronó a su abuelo, unificando el país y gobernando sobre medos y persas. De su antecesor Aquemenes. su imperio recibe el nombre de Aqueménida.

apadana escaleras
Escalera del Templo Apadana

La religión de los Medos

El Imperio Medo y las poblaciones del Irán occidental tenían cuatro religiones: la del pueblo asiánico autóctono, la de los magos, de origen ario, la de los reyes medos y el zoroastrismo.

La religión del pueblo asiánico autóctono era naturalista, no conocía a un dios universal. Adoraba cuatro elementos: La luz (del sol y la luna), el agua, la tierra y el viento y hacían sacriíficios de animales.

La religión de los magos pertenecían a una tribu indoirania meda, que era la tribu sacerdotal (como los levitas en Israel), teniendo además algunas atribuciones políticas. Conservaron, hasta la redacción del Avesta, una multitud de creencias y tradiciones arias.

La religión real era la de los reyes medos, que hacían de los Ahura o Señores los protectores de la dinastía y del país.

La religión de Zoroastro, predicada por el reformador y profeta medo de este nombre, ponía en lo más alto del universo a Ahura-Mazda o Señor Sabio, el más grande de todos los dioses.

La reforma religiosa de Zoroastro o Mazdeísmo zoroástrico fue la religión real, reformada por Zoroastro.

Su doctrina está contenida en el Avesta, redactado sólo en el siglo III a.C. y decretado libro canónico en el siglo IV d.C. Zoroastro era un profeta (siglo VII a.C) al que se le apareció Ahura-Mazda después de un retiro de diez años revelándole una ley moral y una práctica religiosa muy dura, para que la enseñase entre los medos.
A los 40 años, por mandato de dios, predicó su religión en la corte del rey de Bactriana. Sus éxitos le ganaron numerosos enemigos, sobre todo entre los sacerdotes y los nobles, y fue asesinado en el curso de un combate (hacia el año 583 a. C.).

dios Ahura Mazda
Ahura Mazda

Aspecto religioso de la reforma de Zoroastro

El antiguo dios medo-persa Ahura, llamado también Ormuz, será el Señor Sabio por excelencia o Ahura-Mazda.
Era el dios supremo y creador, dios de la bondad, sabiduría, belleza, luz, pureza y verdad. Dador de todos los bienes, sobre todo la vida y la inmortalidad. Su símbolo es el fuego. La enseñanza de Zoroastro se basaba en la existencia de un dualismo: Dos principios siempre en lucha:

a) El principio bien-luz y las fuerzas del cielo están representadas por Ahura-Mazda.

b) El principio mal-tinieblas y las fuerzas del infierno están representadas por Ah-riman.

Este dualismo evolucionó hacia un politeísmo jerarquizado e hizo un gran progreso hacia el dios único. Penetró con sus ideas en el judaismo y el cristianismo.

Ahura-Mazda dirigía el consejo de seis semídíoses, Los Santos inmortales (que anuncian los futuros arcángeles cristianos: Miguel. Rafael y Gabriel) y las fuerzas del bien, millares de dioses inferiores o genios que personificaban las fuerzas del bien, como la Luna, el Sol, estrellas, tierra, fuego, aire, agua, verdad, justicia, paz. Las fuerzas celestes estaban mandadas por Ahura-Mazda; las terrestres, por Zoroastro.

Ahriman dirigía las fuerzas del mal: Los pecados y las enfermedades. Las ceremonias podían conjurar el poder de las fuerzas del mal. El alma es inmortal para esta doctrina y juzgada tras la muerte por tres jueces; si fue mala, irá al infierno, si es buena, al cielo y si fue regular, al purgatorio.
Esta religión se prohiben los sacrificios animales y su doctrina tiene un valor moral y de justicia social ya que los buenos serán recompensados y los malos castigados.

Aspecto político del Zoroastrismo

La doctrina de Zoroastro, evolucionó según las distintas épocas históricas. Los reyes medos, sin adoptar oficialmente la doctrina, buscaron emplear el ardor de la joven secta al servicio de su política. El monoteísmo zoroastrico, que es un monarquismo divino, encajó perfectamente con el imperialismo de la monarquía meda.
Bajo los Sasánidas (226-652 d.C) se convirtió por fin en la religión oficial del Imperio persa, hasta que el islamismo puso fin al zoroastrismo oficial.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 votos, 3,17 de 5)