liga de delos

Liga de Delos

Inicio » Edad Antigua » Liga de Delos

Tras las victorias de Sesto y Micala, en el 479 a.C., las ciudades griegas, creyeron conveniente mantener una Liga Panhelénica que les protegiese de la amenaza persa, encabezada por Esparta y ante su renuncia, por Atenas.
En el año 478 a.C., los aliados decidieron formar una alianza entre ellos (Simmajía), que tuviera como centro el santuario Federal jonio de Delos, ofreciendo su presidencia a Atenas.
Según Aristóteles, la fundación de la Liga de Delos tuvo lugar en el arcontado de Timóstenes encargándose a Arístides su organización, el cual por su prestigio, templanza y diplomacia con los aliados, recibió el apelativo de El Justo.
Básicamente, la Liga de Delos tenía grandes semejanzas con la anterior Liga Panthelénica como era su carácter ofensivo-defensivo contra los persas, sin embargo, existía en la primera una serie de caracteres propios que le confirieron su peculiaridad: Era marítima, dual (siempre se cita a Atenas y los aliados), atemporal y dispar, en el sentido de que los aliados no tenían igual importancia.

Organización de la Liga de Delos

En un principio esta Simmajía (alianza político-militar) tuvo un fin estratégico, dándose el mando ejecutivo a Atenas y se establecieron unos tributos anuales o foros (aportaciones), para su mantenimiento.
En torno al 443/2, los aliados eran unas trescientas ciudades, divididos en cinco distritos, entre los cuales se repartía el conjunto del tributo:

  1. Tracia: Ciudades de la península Calcídica, costa de Tracia y lasos.
  2. Helesponto: Costa sur del Helesponto y las ciudades de los trechos del Bosforo y los Dardanelos
  3. Jonia: Ciudades de Eólida, Jonia y grandes islas: Lesbos: Quíos, Samos y Naxos.
  4. Caria: Ciudades de Caria y de Rodas. Este distrito pasó a incorporarse al anterior.
  5. Las islas: Imbros, Lemnos, Esciros. Eubea y las Cicladas.

La mayor parte de los gastos que afrontaban las finanzas de la Liga Délica era el mantenimiento de la gran flota que constaba de más de trescientas trirrenes.
Toda la evolución de la Liga de Delos resultó en beneficio de Atenas, pero también obligó a los atenienses a desplegar un control más o menos directo sobre sus aliados que la llevó a intervenir política y judicialmente en los asuntos internos de las ciudades y asegurarse su docilidad, lo que al final fue un error que Atenas pagó con un alto precio.

mapa liga de delos
Mapa de la Liga de Delos

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, 3,20 de 5)