alejandro ingresa babilonia

Organización del Imperio de Alejandro Magno

Inicio » Edad Antigua » Organización del Imperio de Alejandro Magno

La organización del Imperio de Alejandro Magno fue delegada a distintas personas ya que era muy extenso y de manera indirecta gobernada cada territorio conquistado.
El inmenso Imperio de Alejandro estaba basado en el plano ideológico en la idea del heróe.
La monarquía de Alejandro tenía un carácter múltiple, pues éste era, a la vez, Rey de Macedonia, Hegemón de la Liga de Corinto. Conquistador de Asia: Rey de Reyes del Imperio Persa además de libertador de Egipto del yugo persa y Faraón.
Alejandro mantuvo en su provecho los principios de las monarquías orientales, aceptando con total naturalidad las características divinas como propias, criterio que difería del de los griegos y, desde luego, de los campesinos macedonios que le acompañaban, Y murió sin haber podido imponerles aquella concepción divina de la monarquía.

Administración del Imperio

La unión entre Macedonia, Grecia y Asia, tres mundos diferentes que formaban el Imperio de Alejandro, se mantenía solamente por el poder del rey. Pero los contrastes que separaban aquellas tres partes del mundo, tan diferentes y lejanas entre sí, se encuentran también en la persona del soberano que las gobernaba, que debía conciliarlas y encontrar un principio que uniese la tradición macedonia, la hegemonía que ejercía sobre Grecia y el derecho divino que le constituía en señor y dueño de Oriente.
Este principio pudo ser la propia personalidad del rey Alejandro, su prestigio personal, que no sólo fue humano sino también divino, por lo que se convirtió en un rey-dios a la manera oriental, adoptando las diversas teorías del derecho divino de los reyes egipcios, babilonios y persas, aunque ésto pareció inconcebible a griegos y macedoníos y sólo en su último año de vida, Alejandro manifestó su deseo de que los griegos le rindiesen honores divinos.
Convertido, en un rey a la manera oriental, trató de introducir en su Corte el ceremonial utilizado en la Corte del Gran Rey persa, aunque según sus biógrafos, nunca lo llevó hasta sus últimas consecuencias
La proskynesis o genuflexiónli; no pudo imponérsela ni a los griegos ni a los macedonios.

mapa imperio alejandro
Mapa del Imperio de Alejandro Magno

La corte

Alejandro tomó de los persas algunas dignidades y títulos. Tuvo, como el Gran Rey, parientes cercanos a su persona, cargos que veremos se conservan en las monarquías helenísticas. Después del motín de Opis, designó con este título a todos los macedonios. Se atribuyó el título de benefactor a las personas que habían hecho grandes servicios al Estado. Y algunos oficios que aparecen distribuidos entre sus generales (copera, panadero, chambelán) parecen ser de origen persa. La institución de los Pajes del Rey era plenamente macedónica.

El gobierno central

Este complejo Imperio se regía por unos principios centralizados en la persona del propio Alejandro, ayudado por sus colaboradores más directos de la siguiente forma:

  1. Todos los asuntos importantes eran decididos por Alejandro y su Consejo de los Diez Guardias de Corps, que no eran solamente una especie de Estado Mayor sino una especie de Consejo de Ministros. Más tarde, se separaron las funciones civiles y las militares, y se constituyeron, junto a los somatophilakos (jefes de servicios inspectores y enviados extraordinarios), verdaderos departamentos ministeriales, aunque alrededor de Alejandro todo conservaba un carácter plenamente militarl. Aparte existían también funcionarios puramente civiles.
  2. El protosecretario del rey o archigrammateus. Eumenes de Cardia cuyo padre había servido también a las órdenes de Filipo II. A él debemos el diario oficial publicado con el título de Efemérides Reales. Entre sus funciones están, además de llevar el diario de la Corte, el llevar toda la correspondencia del monarca, por lo que estaba al frente de la Cancillería Real, dirigiendo también el Servicio de información y la diplomacia. Era también Jefe Supremo de Justicia.
  3. El Guardián del Tesoro, cargo confiado por Alejandro a su amigo Harpalo, príncipe de Helimiotis, inútil para el servicio de las armas por sus enfermedades. Fue un verdadero Ministro de Hacienda desde el año 336, hasta que en el año 325 huyó de Babilonia a Grecia. traicionando la confianza de su jefe. El Tesoro Real tuvo tres sedes. En primer lugar estuvo en Susa, luego pasó a Ecbatana y más tarde terminó en Babilonia.
  4. El Jefe de los Quiliarcas, cargo tomado de Per-sia en los últimos años del reinado de Alejandro. En este país era el oficial que mandaba la guardia personal del rey persa, compuesta de mil soldados escogidos, los Inmortales.

El ejército

A principios del año 334. Alejandro partió de la ciudad macedonia de Anfípolis, en la desembocadura del río Estrimón con un ejército de 30.000 hombres de infantería y unos 4.500 jinetes, quedando en Europa, a las órdenes de Antípatro, a quien nombró gobernador de Grecia, un total de 12.000 infantes y 1.500 jinetes. Embarcaron unas tres semanas después en el puerto de Sestos y pasaron los Dardanelos en 160 trirremes y casi 400 barcos de carga.
Cuando se unieron con la retaguardia, enviada casi dos años antes por Filipo II, se reunieron unos 43.000 soldados de infantería y 6.100 caballeros más unos 800 exploradores a caballo. En total, unos 50.000 combatientes, de los que la mayor parte eran macedonios. Los pezetairoi o falangistas formaban la infantería de línea. Cubiertos, igual que los hoplitas, de una fuerte armadura defensiva compuesta de casco, grebas, escudo pequeño y posiblemente también, coraza guarnecida de metal, tenían por arma ofensiva una espada, pero sobre todo la sarissa, larga y sólida pica con la cual formaban los conjuntos unidos una erizada línea de batalla. En época de Alejandro, dichas picas variaban su longitud dependiendo de la fila que ocupaba el soldado que las llevaba, pues se quería que todas o casi todas las puntas sobrepasaran la línea del frente. La más larga, que se sostenía con dos manos, debió tener una longitud de unos cinco metros y medio hasta siete.
El ejército de Alejandro era especialmente eficaz gracias a la equilibrada combinación de sus distintas armas. Una gran parte de la responsabilidad quedaba en manos de los arqueros cretenses, los macedoníos provistos de armamento ligero y los tracios y agríanos equipados con jabalinas. Pero la fuerza de choque era la caballería y en el caso de que la carga de ésta dejara indecisa la batalla, de la falange de infantería o pezetairoi, los 3.000 hypaspistai provistos de grandes escudos y de los batallones reales. Este ejército marchaba también acompañado de un gran número de topógrafos, ingenieros, arquitectos, científicos que le proporcionaban numerosas y potentes máquinas de guerra, más funcionarios de la corte e historiadores y cronistas oficiales, además de quienes les procuraban acomodo, comida, servicio y diversión.
El primer acto del joven rey, antes de desembarcar en Koum Kale, en Asia Menor, cerca del cabo Sigeion, no lejos de Troya, fue lanzar su lanza, clavarla en el suelo y saltando a tierra declaró a Asia conquistada por la lanza.

sarissa macedonia
Sarissa Macedonia

Estructura de la caballería macedonia

Entre los numerosos efectivos del ejército de Alejandro destacó la caballería.
La caballería macedonia se componía de diversos elementos:

a) De 8 escuadrones de Compañeros del rey, hetairoi, antigua guardia noble del jefe de guerra. Cada escuadrón tenía 225 caballos. Durante el reinado de Filipo, la caballería era la fuerza de elite de Macedonia, cuyos caballos macedónicos y tesalios eran seleccionados y adiestrados con gran cuidado. Bucéfalo el caballo de Alejandro Magno, era tesalio.
El primero de los ocho escuadrones, el más noble, mandado por Klito el Negro, servía de guardia personal al Soberano y era el que atacaba en primer lugar, llevando el nombre de agema, jefe de filas.

b) La caballería ligera estaba compuesta por 5 escuadrones de lanceros, de los cuales 4 eran macedonios y tracios y el quinto de la tribu de los Peonios.

c) Entre los años 330-328 se crearon cuerpos de arqueros montados y de lanceros con jabalinas a caballo, imitación de los orientales. La función de esta caballería era atacar los flancos del adversario y dispersarlo.

La falange macedonia

Esta unidad se distinguía, sobre todo, por su espíritu de cuerpo. Estaba formada por 6 escuadrones y constituía una milicia nacional con un gran espíritu de devoción por la persona del rey.
Sin coraza ni gran escudo, su única arma era la sarissa, larga lanza de cerca de 7 metros según Polibio. Se formaba la falange de 150 hombres en 8 filas de profundidad, siendo la lanza de los que iban en primera fila un poco más corta. Les dirigían el lokhagos y los jefes de filas. Ésta es, más o menos, la formación de la falange clásica, que a lo largo de las campañas de Alejandro, como después de la campaña de la India, sufrió algunas modificaciones.

falange macedonia
Falange Macedonia

Cuerpos auxiliares y mercenarios

Los aliados y mercenarios del ejército de Alejandro eran, al principio, unos 12.000, constituidos por hoplitas de pesados escudos, y los peltastas con escudos pequeños. Había también tres batallones, cada uno de 1.000 hombres, llamados Guardias de corps o hypaspistes, reclutados personalmente por el rey entre los hombres libres de Macedonia.
Tras la batalla de Issos, por su magnífico comportamiento, Alejandro hizo cubrir de oro sus escudos, por lo que se les llamó los Argyraspides Eran la guardia de a pie del rey, como la Agema lo era a caballo. Se menciona también en las fuentes a los arqueros cretenses, que luchaban a pie, pero desde que el rey tuvo contacto con los arqueros montados de Sogdiana y Partia, se creó también un cuerpo de arqueros a caballo en el ejército macedonio, donde los honderos estaban también presentes. Los mejores venían de Rodas.
Entre los cuerpos auxiliares de este ejército bien organizado no hay que olvidar la existencia de contingentes especiales dedicados a las máquinas de guerra, a su transporte y conservación, así como un verdadero equipo de inventores, ingenieros y mecánicos, una de las grandes innovaciones del ejército macedónico.
A todos éstos hay que añadir, los cuerpos auxiliares de artesanos, cerrajeros. carpinteros, herreros y la intendencia, el transporte y el correo, etc. Sus familias, artistas e intelectuales, como Calistenes de Olinto, Anaxarco de Abdera, Onesícrito de Astifalea, y una serie de zoólogos, botánicos, geólogos y médicos como Filipo de Acarnania, que estudiaban las diferentes especies de minerales y vegetales que se iban descubriendo, que enviaban a la escuela de Aristóteles.

Los grandes generales de Alejandro

Tras la muerte de Alejandro, pasan a ocupar un primer plano en la Historia, señalaremos sobre todo a tres: Parmenión. Crátero y Hefastión.

Parmenión

Parmenion
Parmenion

Hijo de Filotas, pertenecía a la antigua nobleza macedonia y fue elevándose paulatinamente en los diferentes grados de la jerarquía militar del ejército macedonio.
Era algo mayor que Filipo, del que fue compañero. amigo y consejero en Iliria, Tracia y la península Calcídica, ayudando al rey a organizar su infantería.
Hacia el año 340, una de las hijas de Parmenión se casó con Atalo, tío de Cleopatra, segunda esposa de Filipo desde el año 337, con lo que creció el odio de la reina repudiada. Olimpia, contra Parmenión y sus tres hijos: Filotas, Nicanor y Héctor.
Escapando de la venganza de Olimpia, tras el asesinato de Filipo, Parmenión organizó en pocos meses la concentración de fuerzas navales y terrestres de Macedonia y la Liga de Corinto en Anfípolis y mandó el ala izquierda de la caballería tesalía en la batalla del río Gránico.
Participó en los asedios de Mileto y Halicarnaso y en la batalla de Issos, mandando todo el ala izquierda de la armada aliada y fue el encargado de apoderarse del campamento del rey persa, del botín y de su familia. La buena fortuna le trajo la admiración y el respeto pero también la envidia, y toda su familia fue implicada en un complot en octubre del año 330, siendo él mismo ejecutado, a traición, en Ecbátana, a los setenta

Crátero

Hijo de un noble macedonio de la tribu de Orestis, nació hacia el año 360. Sus primeras actuaciones en el ejército macedonio fueron a las órdenes de Parmenión, en la batalla de Issos (año 333). Crátero fue una especie de vicealmirante de la flota, que participó activamente en la toma de la ciudad fenicia de Tiro (año 332) y en la batalla de Gaugamela (año 331), mandó la caballería del Peloponeso y los escuadrones locrios, aqueos y malios.
Con ocasión de las bodas multitudinarias de Susa, celebradas en la primavera del año 324.
Cratero se caso con una sobrina de Darío III llamada Amastrina y fue el encargado de conducir a diez mil veteranos macedonios a su patria y reemplazar al regente Antípatro.
A la muerte de Alejandro, sólo obtuvo el título de protector de Filipo III. Contrajo matrimonio con Phila, hija de Antípatro. Crátero murió el año 321 en una batalla contra el rey Eumenes de Cardia.

Hefastion o Hefestion

Era hijo de Amintas de Pella. Había crecido con Alejandro, del que fue amigo y confidente desde su infancia, además de posible amante.
Formó parte del escuadrón de caballeros armados o hetairoi y fue comandante de uno de los ocho escuadrones de la caballería real. En la batalla de Issos era uno de los siete oficiales superiores del ejército y el encargado de acoger a la familia de Darío III.
Dirigió gran cantidad de expediciones en Sogdiana, Bactriana e India, contribuyendo a fundar numerosas ciudades. En las bodas de Susa se casó con Drypetis, una de las hijas del rey persa. Acumuló gran cantidad de cargos y honores: Hiparco (jefe de la caballería de los Compañeros de Alejandro), Quiliarca (Jefe de los Mil de la corte persa o Gran Visir), siendo el primero después del rey.
Murió en Ecbátana después de una serie de excesos (al parecer bebió más de diez litros de vino seguidos), el 10 de noviembre del año 324 y fue incinerado en Babilonia, recibiendo honores casi divinos. Menos de tres meses después moría el rey Alejandro.
Estaban, además, entre los generales de Alejandro. Ptolomeo, Pérdicas, Antígono el Cíclope y Seleuco, a los que veremos disputarse el dominio de los territorios conseguidos por Alejandro.

hefastion
Hefastion

La administración de los territorios

El imperio de Alejandro no tuvo una verdadera capital, y Babilonia sólo fue una capital teórica. En un principio, todos los territorios conquistados dependieron directamente del rey pero más tarde, debido a las circunstancias y a la magnitud de las conquistas, se produjeron una gran variedad de situaciones, derivadas, en parte, de la fuerte disparidad de las diferentes regiones que formaban el Imperio Aqueménida. Se pueden distinguir varias formas de gobierno: Las regiones administradas por los sátrapas reales, los gobernaba de una forma indirecta, las ciudades autónomas. Egipto, que conservó al principio una mayor autonomía, el caso particular de las ciudades griegas, territorios de iure fuera de la esfera de influencia de los sátrapas, como Chipre y Cirene, que sólo tuvieron con Alejandro tratados de alianza y que, naturalmente, no fueron incluidos en los repartos que siguieron a su muerte.
Alejandro conservó las satrapías o distribuciones administrativas del Imperio Persa, aunque las treinta divisiones administrativas de Alejandro, con las cuales se esforzó en proveer de sátrapas, sólo cubren en parte el espacio imperial de Darío III.

  1. En Asia Menor se suceden varios casos. En algunos territorios se limitó a sustituir al sátrapa persa por el sátrapa macedonio, elegido, por lo general, entre los hetairoi aunque vigilados por fieles macedonios.
    Cuando el que gobernaba un territorio no era persa, sino que se trataba de un noble local, sometido a Persia. Alejandro se presentaba como liberador del yugo persa y lo mantenía en el poder, ejerciendo Alejandro un dominio indirecto. Tal fue el caso de la reina Ada de Caria, por la que se hizo adoptar en el año 334, y continuó reinando, nombrada sátrapa de todos sus dominios, hasta su muerte, aunque, al parecer, vigilada estrechamente por Asandros, sátrapa de Lidia. También pueden considerarse gobernadas indirectamente Capadocia, Armenia, Paflagonia y Bitinia.
    Utilizó Alejandro asimismo a algunos asiáticos, como a Sabictas, que fue Gobernador delegado en Capadocia.
  2. En Siria, separada de Fenicia en el año 329, nombró sátrapas macedonios.
  3. Las ciudades fenicias sometidas voluntariamente, conservaron su autonomía. Tiro y Gaza, que se habían opuesto a Alejandro, quedaron sojuzgadas, convirtiéndose en plazas fuertes macedonias.
  4. En Babilonia y las regiones más orientales, como Susiana, Media, Persia, Hircania, Partía, Aria, Drangiana, Sogdiana, Bactriana y Carmania, conservó su sátrapa persa, aunque tras la rebelión de Satibarzanes en Aria puso a macedonios de su confianza al frente, sobre todo en las regiones fronterizas.
  5. En el gobierno de la India se distinguen varias diferencias entre la parte oriental y la occidental y sur.
  6. En Aracosia y Gedrosía hubo gobernadores macedonios en un principio, y después fueron unidas en una sola satrapía, bajo la autoridad de Siburtios.
¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, 4,50 de 5)