batalla gettysburg

La batalla de Gettysburg

Inicio » Edad Contemporanea » La batalla de Gettysburg

La batalla de Gettysburg fue una batalla épica de tres días, la breve historia de la Confederación alcanzó su cenit cuando la segunda división del norte por el general Robert E. Lee fue rechazada al sur de Pensilvania. Después de Gettysburg, el resultado de la guerra civil estadounidense parecía inevitable mientras los ejércitos de la Unión mantenían una postura ofensiva en todos los frentes.

Datos de la batalla de Gettysburg

Quiénes: El general Robert E. Lee (1807-1870) y 75.000 soldados del ejército confederado de Virginia del Norte se enfrentaron a 97.000 soldados unionistas del ejército del Potomac, bajo el mando del general George G. Meade (1815-1872).

Cómo: Durante tres días, las fuerzas confederadas no consiguieron atravesar las defensas de la Unión a lo largo de una línea de 5 km en forma de anzuelo desde Culp’s Hill y Cemetery Hill hacia el sur a lo largo de Cemetery Ridge hasta Little Round Top.

Dónde: Al sur de la población de Gettysburg, en el sur de Pensilvania.

Cuándo: Del 1 al 3 de julio de 1863.

Por qué: Por segunda vez en la guerra civil estadounidense, el ejército confederado lanzó una invasión del territorio en el norte.

Resultado: La invasión de Lee fue rechazada, y el poderío militar de la Confederación sufrió pérdidas irreemplazables, en lo que era una guerra de desgaste. Abraham Lincoln promulgó uno de los documentos más duraderos de la libertad estadounidense con el discurso de Gettysburg.

Antecedentes

Para el general Robert E. Lee, la aplastante victoria confederada en Chancellorsville en mayo de 1863 significó tanto su logro supremo como su momento más oscuro como comandante de campaña. Aunque el ejército de la Unión, bajo el general Joseph Hooker, había sido dispersado, el lugarteniente más capaz de Lee, el general Thomas J. «Stonewall» Jackson, había sido herido mortalmente por fuego amigo. Aunque la pérdida de Jackson fue un duro golpe, Lee se sintió obligado, no obstante, a consolidar la victoria de Chancellorsville. Reorganizó el ejército de Virginia del Norte en tres cuerpos, bajo el mando de los generales James Longstreet, A. P. Hill y Richard S. Ewell. El ejército confederado estaba pleno de victorias y en la cúspide de su potencia; por tanto, su comandante dirigió la vista al norte por segunda vez. El objetivo de Lee era similar a los que habían precipitado la invasión del norte, que había terminado nueve meses antes con la batalla de Antietam. Destruir el puente del ferrocarril de Pensilvania sobre el río Susquehanna trastornaría las comunicaciones del enemigo, y las tropas confederadas podrían sustentarse con provisiones obtenidas de las granjas del norte. Lee podría capturar Harrisburg, la capital del estado de Pensilvania, y amenazar Baltimore, Filadelfia o Washington, D.C. La presencia de fuerzas confederadas victoriosas en territorio de la Unión podría suscitar propuestas de paz y conseguir la independencia del sur.

cuartel batalla gettysburg
Cuartel de la batalla de Gettysburg

La campaña

El 3 de junio de 1863, el ejército de Virginia del Norte inició una marcha constante hacia el noroeste, cruzando las montañas de Blue Ridge, y después hacia el norte por el valle de Shenandoah. Durante tres semanas, los confederados operaron prácticamente a voluntad, con una resistencia apenas simbólica. Con el cuerpo de ejército de Ewell en vanguardia, los confederados se extendieron a lo largo de varios kilómetros de la campiña de Pensilvania. A finales de mes, Ewell amenazaba Harrisburg, la división del general Jubal Early había ocupado la población de York y la división de Robert Rodes estaba varios kilómetros al norte en Carlisle.
El ejército del Potomac de Hooker se enteró de la ofensiva confederada el 25 de junio, durante un fuerte choque entre la caballería rebelde, bajo el mando del general J. E. B. Stuart, y jinetes federales, comandados por el general Alfred Pleasanton, en Brandy Station (Virginia). Hooker puso en movimiento su ejército para interceptar a los confederados y solicitó que el arsenal de Harpers Ferry fuese abandonado y su guarnición de 10.000 hombres fuera añadida a las filas del ejército de campaña. Cuando el presidente Lincoln y el general en jefe del ejército de la Unión, Henry W. Halleck, rehusaron, Hooker solicitó ser relevado del mando. El 28 de junio, apenas cuatro días antes de la batalla de Gettysburg, el general George G. Meade fue puesto al mando del ejército del Potomac.
El rápido movimiento del ejército de la Unión hacia el norte hizo que Stuart iniciara una prolongada cabalgata en torno a Meade y fuera de contacto con Lee. Lee, advertido por un simpatizante sudista, solo sabía con seguridad que el ejército del Potomac estaba en marcha. Sin información de Stuart, no tuvo más opción que concentrar a sus fuerzas. A regañadientes, Lee ordenó a Ewell que abandonara su ataque sobre Harrisburg y se uniera a los cuerpos de Hill y Longstreet en Gettysburg.

En busca de zapatos

La mañana del 1 de julio, Lee estaba con el cuerpo de Longstreet en Chambersburg, 40 km al oeste de Gettysburg. El cuerpo de ejército de Hill estaba a unos 13 km al oeste de Gettysburg, en Cashtown. Ni Lee ni Meade tenían intención de combatir en Gettysburg. Los acontecimientos, no obstante, empezaron a desarrollarse fuera del control de ambos comandantes.
Early había pasado ya por Gettysburg el 26 de junio durante la marcha de su división a York. Le envió una nota a Hill, comunicándole que en el pueblo se podía encontrar un alijo de zapatos. Cuatro días más tarde, la división puntera del cuerpo de ejército de Hill, bajo el mando del general Henry Heth, llegó a Cashtown. Heth envió una brigada por la carretera de Chambersburg a Gettysburg para buscar los zapatos. El comandante de la brigada, el general James Pettigrew, se retiró de la zona de Gettysburg cuando descubrió una gran fuerza de caballería de la Unión que avanzaba desde el sur. El 1 de julio Hill ordenó el envío de dos divisiones completas, las de Heth y el general Dorsey Pender, a Gettysburg para determinar los efectivos de las fuerzas de la Unión. Investigando hacia el este, los confederados hallaron dos brigadas de la caballería del general John Buford, que protegían el avance del ala izquierda del ejército del Potomac.
La batalla decisiva de la guerra civil estadounidense estaba tomando forma mientras el grueso de ambos ejércitos y ambos comandantes principales estaban ausentes del campo. La decisión de Buford de plantarse y combatir, combinada con la de Hill de enviar una fuerza mucho mayor de lo necesario en una misión de reconocimiento, precipitó un encuentro del que ninguno de los dos bandos podía zafarse.

mapa batalla gettysburg
Mapa de la batalla Gettysburg

El primer día

Los soldados de caballería desmontados de Buford pelearon como leones contra un número cada vez mayor de infantes confederados. Durante dos horas, aguantaron firmes antes de que apareciera por el sur la infantería del cuerpo del general John F. Reynolds. Mientras alentaba a la famosa Brigada de Hierro para que avanzase, Reynolds fue abatido por un francotirador confederado. Ambos bandos enviaron nuevas tropas al combate, y la lucha se intensificó. Las tropas de la Unión de Nueva York y Wisconsin capturaron a más de 200 soldados rebeldes, que habían quedado atrapados en la zanja de un ferrocarril inacabado. Oprimidos, lucharon desesperadamente para evitar que su flanco izquierdo fuera rechazado.
Desde unos 6 km de distancia, Ewell y Rodes, en marcha desde Carlisle, podían escuchar los disparos de la artillería de Hill. Los generales confederados, no obstante, reconocieron la oportunidad de golpear el flanco derecho desprotegido de la Unión. Finalmente, el peso combinado de los asaltos de Rodes, el renovado esfuerzo de la división de Heth y los avances de tres de las brigadas de Pender amenazaban con aplastar al Primer Cuerpo de la Unión en Seminary Ridge.
Sin embargo, fue el XI Cuerpo en el flanco derecho de la Unión, bajo el mando del general Oliver O. Howard, el que cedió primero. La división de Early apareció por el norte y dispersó a una división de la Unión que había tomado posiciones en un pequeño otero. Las tropas de Georgia, Luisiana y Carolina del Norte aplastaron el flanco derecho de la Unión, y sucesivas unidades del XI Cuerpo vacilaron, se desbandaron y corrieron por el pueblo hacia la seguridad de Cemetery Hill (la colina del cementerio).
Con el flanco completamente desprotegido, la fragmentaria línea de batalla del Primer Cuerpo de la Unión en Seminary Ridge se desplomó. Marchando constantemente a través de Gettysburg, cada vez más soldados de la Unión llegaron a Cemetery Hill, donde el general Winfield Scott Hancock, al frente del II Cuerpo, se había convertido en el quinto general del día en mandar las fuerzas de la Unión. Meade no llegaría a Gettysburg desde Taneytown (Maryland) hasta después de medianoche. Lee había llegado al campo a las 13:30 de la tarde.
A medida que los soldados de la Unión porfiaban por consolidar su posición en Cemetery Hill, Lee se dio cuenta de la importancia de esta oportunidad para obtener una victoria decisiva. Envió una orden verbal críptica a Ewell, que en esencia decía que solo hacía falta «presionar a esa gente» para tomar posesión de la eminencia y capturar Cemetery Hill, la vecina Culp’s Hill o ambas «si es factible».
Ewell, no obstante, había perdido la voluntad de combatir. La potencia del enemigo más allá de Cemetery Hill era incierta. El cuerpo de ejército de Hill estaba agotado. Longstreet tardaría horas en llegar a Gettysburg. Bajo protesta de sus subordinados, Ewell rehusó continuar el ataque.
Durante la noche continuaron llegando refuerzos de la Unión, Culp’s Hill fue ocupada por la fuerza y se estableció una línea defensiva a lo largo de Cemetery Ridge hasta Little Round Top. Le decisión de Ewell sigue siendo, hasta hoy, una de las más controvertidas de la guerra civil.

batalla gettysburg
Enfrentamiento en la batalla de Gettysburg

El segundo día

En las primeras horas del 2 de julio, ambos bandos celebraron consejos de guerra. Meade determinó que había que mantener las posiciones, aunque todavía no había llegado a Gettysburg todo el ejército de la Unión. Lee, en contra de la opinión de Longstreet, decidió que un ataque sobre el flanco izquierdo de la Unión, combinado con un renovado esfuerzo contra Cemetery Hill y Culp’s Hill, podría anular la ventaja de Meade de las líneas interiores y envolver toda la posición de la Unión.
Longstreet se esforzó por ocultar su marcha hacia la posición de partida que le había sido asignada y no estuvo preparado para atacar hasta las 15:30 de la tarde. La artillería confederada disparó sobre las posiciones de la división desprotegida de la Unión bajo el mando del general Daniel Sickles en Peach Orchard, mientras la infantería de Alabama y Tejas marchaba hacia el este y giraba al norte hacia Little Round Top y un revoltijo de grandes rocas conocido localmente como Devil’s Den. El mayor general Gouverneur K. Warren, ingeniero jefe del ejército del Potomac, cabalgó hasta la cumbre de Little Round Top mientras los confederados se concentraban para su asalto. Se dio cuenta de que si los confederados capturaban esta importante colina, un fuego enfilado haría insostenible toda la línea de la Unión. Warren buscó desesperadamente soldados para defender la posición. Su petición de ayuda fue respondida por dos brigadas del V Cuerpo del general George Sykes. Estos soldados de Pensilvania, Nueva York y Maine treparon hasta la posición momentos antes de que los atacantes confederados iniciaran el ascenso de la ladera.
Mientras los desesperados defensores de Little Round Top, aprovechando las municiones de sus propios muertos y heridos, rechazaban múltiples ataques, los combates proseguían con furia a poca distancia. Sucesivos asaltos confederados destrozaron la posición avanzada de Sickles en Peach Orchard, y Wheatfield se convirtió en escenario de una tremenda carnicería. Al final del día, Longstreet había rebasado Devil’s Den y sus soldados controlaban Peach Orchard. No obstante, gracias a la iniciativa de Warren, Little Round Top estaba en manos de la Unión.
En Culp’s Hill y Cemetery Hill, Ewell ordenó el avance de los soldados de las divisiones de Early y del general Edward Johnson cuando oscurecía. La lucha continuó durante varias horas mientras los confederados avanzaban. Parte de los soldados de Early llegaron a la cumbre de Culp’s Hill y trabaron combate cuerpo a cuerpo con los defensores. Mientras el resto de la línea permanecía tranquila, Hancock pudo reforzar el área amenazada, y hacia las 22:00 de la noche la lucha había concluido.

El tercer día

El día culminante en Gettysburg se inició en el flanco derecho de la Unión en Culp’s Hill y Spangler’s Spring, donde las fuerzas confederadas todavía defendían los terraplenes excavados por los federales la noche del día 1. Al amanecer, nuevos ataques confederados contra las fuertes trincheras de Culp’s Hill resultaron infructuosos. Dos divisiones de la Unión bajo el mando de los generales Thomas Ruger y John Geary expulsaron a algunos elementos de la división de Johnson de su atrincheramiento, ganado a duras penas. Un extraño silencio se cernía ahora sobre el campo. Era una tranquilidad engañosa, porque el acto final del drama de Gettysburg iba a desarrollarse en breves horas.
Lee razonó aparentemente que Meade había dejado su centro vulnerable al ataque mediante el reforzamiento de sus flancos. Por tanto, un ataque concentrado contra el centro de la Unión en Cemetery Ridge podría perforar la línea. Los soldados atacantes se verían obligados a cruzar más de 1,5 km de campo abierto y atravesar una empalizada a lo largo de la carretera de Emmitsburg, expuestos al fuego de artillería de los cañones concentrados en Cemetery Ridge y en las eminencias que había en ambos extremos de la línea de la Unión.
La mayor parte del ejército de Lee había sido combatida intensamente el 2 de julio, y la única fuerza sustancial disponible para montar un asalto así era la división del general George Pickett, que había vigilado los carros de avituallamiento confederados durante los dos días anteriores. Pickett mandaba tres brigadas, bajo el mando de los generales Richard B. Gamett, James L. Kemper y Lewis A. Armistead. Estas serían respaldadas por las divisiones de Joseph Pettigrew e Isaac Trimble, que habían asumido el mando en lugar de los heridos Heth y Pender, respectivamente. La fuerza atacante ascendería a unos 15.000 hombres.
A las 13:00 de la tarde casi 150 cañones confederados iniciaron un cañoneo contra el centro de la Unión.
Pronto, unos 80 cañones de la Unión replicaron desde Cemetery Ridge. A las 15:00 de la tarde Pickett gritó: «¡Arriba, hombres, y a sus puestos! ¡No olviden hoy que son ustedes de la antigua Virginia!».
Los soldados de Pickett partieron hacia el noreste, giraron hacia el este y se dirigieron hacia el centro de la Unión. Su objetivo era un gran soto de árboles que había en la cresta de Cemetery Ridge. Mientras cruzaban los campos abiertos, la artillería de la Unión empezó a abrir grandes brechas en las filas confederadas. Después, a medida que los rebeldes se aproximaban, la infantería de la Unión abrió fuego, desde el muro bajo de piedra, contra la vanguardia de la masa atacante y contra sus dos flancos. Tras la batalla, el apuntado ángulo de 90 grados del muro se llamó simplemente El Ángulo.
Garnett fue abatido y el general Kemper cayó gravemente herido. A pie, Armistead condujo a sus hombres a través de una brecha momentánea en la línea de la Unión, agitando su sombrero colocado en lo alto de su espada. Cuando ponía la mano en un cañón de la Unión, Armistead fue herido mortalmente. Por fin, los restos de la famosa carga de Pickett regresaron hacia sus propias líneas, sin haber conseguido nada más que la inmortalidad. La pleamar de la Confederación se había estrellado contra la roca del centro de la Unión.

batalla gettysburg
Batalla de Gettysburg

Secuelas

El 4 de julio Lee inició una larga y dolorosa retirada hacia Virginia. El mismo día, la ciudad confederada de Vicksburg (Misisipi) se rindió, y el sur quedó dividido en dos. Estas devastadoras derrotas decidieron el destino de la Confederación. En la orgía de muerte y destrucción que tuvo lugar durante tres días en Gettysburg, la Unión sufrió 3.149 bajas y 19.664 heridos o cautivos. La Confederación sufrió 4.536 muertos y 18.089 heridos o hechos prisioneros. El 19 de noviembre de 1863, Lincoln dirigió un breve discurso de poco más de 200 palabras durante la consagración de un nuevo cementerio para los soldados de la Unión muertos en Gettysburg. El discurso de Gettysburg todavía resuena, más de dos siglos después.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, 5,00 de 5)