ofensiva tet vietnam

La ofensiva del Tet

Inicio » Edad Contemporanea » La ofensiva del Tet

Al final de 1967 parecía que los EE.UU. se imponían en la guerra de Vietnam. La ofensiva del Tet a principios de 1968, sin embargo, inició el declive constante de los destinos estadounidenses en Vietnam, a pesar de una innegable victoria militar.

Datos de la ofensiva del Tet

Quiénes: Las fuerzas regulares del ejército norvietnamita apoyadas por el Viet Cong (unos 80.000 efectivos). Se enfrentaron con las fuerzas estadounidenses en Vietnam, más el ejército de Vietnam del Sur, una fuerza de más de 1,5 millones de hombres.

Cómo: Los comunistas lanzan una importante ofensiva por todo Vietnam del Sur, dirigida a zonas urbanas y bases militares.

Dónde: La ofensiva del Tet se lanzó todo a lo largo y ancho de Vietnam del Sur, desde las bases militares situadas a lo largo de la zona desmilitarizada (ZDM) al norte hasta el delta del Mekong al sur.

Cuándo: Del 29 de enero al 8 de abril de 1968.

Por qué: Los norvietnamitas esperaban ocupar los centros urbanos de Vietnam del Sur y provocar un alzamiento popular.

Resultado: Una derrota militar total para el Ejercito Norvietnamita y el Viet Cong.

Antecedentes

Desde 1965 hasta finales de 1967, la principal estrategia estadounidense en Vietnam era la «búsqueda y destrucción» (S&D, en sus siglas inglesas), una forma de guerra de desgaste creada por el general William Westmoreland (1914-2005), jefe del comando de asistencia militar, Vietnam (MACV, siglas inglesas), y otros altos mandos estadounidenses. Las tácticas de S&D se concentraban en acumular elevados recuentos de víctimas entre el personal del ejército norvietnamita (NVA, siglas inglesas) y del Viet Cong (VC), utilizando la enorme ventaja de los EE.UU. en potencia de fuego y en formaciones de maniobra. El objetivo era alcanzar el «punto de inflexión» en el que Vietnam del Norte sería incapaz de continuar la guerra, debido a las péedidas de efectivos.

batalla tet soldados norteamericanos
Soldados en la ofensiva del Tet

A finales de 1967, existían motivos para el optimismo: las bajas del NVA/VC eran espantosas y, a largo plazo, parecían insostenibles. Al norte de la zona desmilitarizada (ZDM), Ho Chi Minh (1890-1969) y su comandante militar, el general Vo Nguyen Giap (n. 1911), reconocieron también este hecho y decidieron un cambio radical de estrategia. En lugar de continuar la lenta y violenta rutina de la guerra revolucionaria, apostarían por una ofensiva suprema en el Sur.
Lo que se convertiría en la ofensiva del Tet no pretendía derrotar a las fuerzas de los EE.UU. ni del ejército de la República de Vietnam (ARVN, en sus siglas inglesas) en una batalla abierta directa, sino provocar un levantamiento popular incontrolable dentro del Sur que destruyera la capacidad del ARVN, forzara la capitulación de los EE.UU. y llevara a un cambio de régimen.
Para aumentar al máximo las posibilidades de éxito del Norte, Giap decidió lanzar la ofensiva durante la festividad nacional vietnamita Tet del año nuevo lunar. Este importante evento cultural, para el que el Viet Cong había anunciado ya un alto el fuego entre el 27 de enero y el 3 de febrero, permitiría que gran número de soldados del ARVN recibieran permisos para visitar a sus familiares, y habría una reducción general del estado de alerta de las defensas del Sur. La ofensiva del Tet
estaba dirigida principalmente a los grandes centros urbanos de Vietnam del Sur, así que las operaciones preliminares del NVA/VC trataban de atraer a las fuerzas de los EE.UU./ARVN hacia el campo. El 21 de enero de 1968 se iniciaron operaciones de asedio contra la base septentrional del cuerpo de infantería de Marina de los EE.UU. de Khe Sanb y otras acciones en torno a Dak To alejaron efectivos de las ciudades. Aunque había una sospecha general estadounidense de que había una ofensiva en ciernes, el NVA/VC consiguió infiltrar 84.000 hombres y miles de toneladas de pertrechos a lo largo de todo Vietnam del Sur, dispuestos para la fecha del ataque.

Amplia ofensiva

tet ofensiva soldados
Ofensiva del Tet soldados estadounidenses

Cuando se lanzó la ofensiva del Tet el 29/30 de enero de 1968, consistió en docenas de acciones simultáneas más que en una sola campaña. Treinta y seis de las 44 capitales de provincia, cinco ciudades autónomas, 72 capitales de distrito y 23 bases militares fueron atacadas con fuego de cohetes, morteros y artillería, con asaltos de seguimiento por unidades del NVA regular a nivel de batallón o de división, o equipos de asalto del VC. Lo más preocupante psicológicamente para el gobierno de los EE.UU. fueron los ataques en Saigón, realizados por un total de 35 batallones enemigos. Unos zapadores del VC se abrieron camino con voladuras dentro del recinto de la embajada de los EE.UU. e iniciaron un combate de seis horas con armas ligeras en el patio contra los guardias de la policía militar de los EE.UU. El tiroteo fue capturado por las cámaras, y, aunque los atacantes del VC fueron finalmente abatidos (junto con cinco soldados estadounidenses), las imágenes de TV resultantes trastornaron profundamente la fe del público estadounidense en la invulnerabilidad de su gobierno.
En otros lugares de Saigón fueron asaltados otros objetivos de alto valor. Los edificios de los cuarteles generales del MACV y del ARVN fueron atacados, así como el palacio presidencial. Otros objetivos fueron el cuartel general naval de los EE.UU./Vietnam del Sur, las embajadas de Corea y de las Filipinas y la emisora de la radio nacional. Durante esta última operación, 15 VC consiguieron ocupar la emisora, con la intención de emitir proclamas revolucionarias por todo Vietnam del Sur mientras esperaban la llegada de una fuerza de socorro. No obstante, los ingenieros del gobierno consiguieron cortar la conexión entre la emisora y su transmisor, y la escuadra del VC fue finalmente abatida o se suicidó cuando la fuerza de socorro no consiguió llegar hasta ella.
Saigón fue solo un centro de atención del NVA/VC durante el Tet. Desde el delta del Mekong hasta las bases militares septentrionales de Quang Tri y Lang Vei, las fuerzas de los EE.UU. y del ARVN disputaron desesperadas batallas para evitar una ocupación norvietnamita. Sin embargo, la ventaja se inclinó inexorablemente en dirección contraria. Las fuerzas del ARVN y de los EE.UU. consiguieron extinguir la gran mayoría de los ataques locales en el plazo de tres o cuatro días. A partir de sus ineptas actuaciones hasta mediados de la década de 1960, el ARVN surgía como una fuerza con una nueva profesionalidad, con su entrenamiento estadounidense respaldado por un ferviente deseo de proteger hogares y distritos. (Los crecientes testimonios de las atrocidades del NVA/VC en las regiones capturadas inspiraban también a las tropas del ARVN a combatir hasta la muerte antes que ser capturadas.) Además, no había indicios de una revuelta popular en apoyo de los comunistas, lo que derribó los apoyos del Tet y fue una amarga conmoción ideológica para los comunistas.
En Saigón y en sus alrededores, las fuerzas de los EE.UU. y del ARVN concentraron a 10 divisiones de tropas de combate el 4 de febrero y lanzaron una contraofensiva general, la Operación Tran Hung Do, para retomar la ciudad. Utilizando apoyo aéreo próximo, artillería y fusiles sin retroceso, las tropas aliadas se abrieron camino a través de los defensores del NVA/VC con un controvertido exceso de potencia de fuego.

ejercito vietcom
Ejercito del Vietcom

La batalla de Hue

Mientras las llamas de la ofensiva del Tet eran apagadas en muchas partes de Vietnam del Sur, en una ciudad la batalla continuaría hasta el 25 de febrero. Al norte de Da Nang, la ciudad costera de Hue era una de las ciudades más exquisitas de Vietnam. Estaba dividida en dos partes por el río Perfume, que separaba la Ciudad Nueva al sur de la antigua Ciudadela amurallada al norte. La muralla exterior de la Ciudadela, de 9 m de altura y 6 m de espesor, y reforzada con una muralla interior de ladrillo, resultó irrelevante cuando 8.000 soldados comunistas
ocuparon la ciudad (con la excepción del cuartel general de la 1ra División del ARVN) el 31 de enero, tras un intenso bombardeo de artillería. La icónica belleza de Hue había mantenido a la ciudad alejada de los efectos de la guerra hasta el Tet, con el resultado de que apenas estaba defendida.
En consecuencia, se convirtió en la única ciudad que fue completamente ocupada por los comunistas durante el Tet.
Al principio, las fuerzas estadounidenses en torno a Hue respondieron con poca inteligencia, enviando solo a un puñado de pelotones de marines a la ciudad. La mayoría de ellos fueron rechazados por la defensa del NVA, que alcanzaba el nivel de división. Una vez que se conoció la verdad, las fuerzas de los EE.UU. y del ARVN empezaron a planificar una poderosa contraofensiva para retomar la ciudad. Las fuerzas aliadas dividieron el ataque en dos zonas. Las unidades de infantería de marina de los EE.UU. retomarían la Ciudad Nueva, mientras que las fuerzas del ARVN asaltarían la Ciudadela. Una vez que los infantes de marina hubieran despejado su zona táctica, cruzarían el río Perfume para apoyar al ARVN. Además, la 3ra Brigada, 1ra División de Caballería Aérea (aeromóvil), fue aerotransportada a 10 km al oeste de la ciudad el 2 de febrero para interceptar la logística y los refuerzos del NVA que circulaban entre Laos y Hue.

mapa guerra vietnam
Mapa de la guerra de Vietnam

Los soldados de la 1ra de caballería aérea, apoyados más tarde por tropas de la 1ra División Aerotransportada y por unidades locales del ARVN, consiguieron evitar que tres regimientos del NVA reforzaran a las tropas comunistas.
A medida que se intensificaban los combates en la propia Hue, las fuerzas de los EE.UU. y del ARVN experimentaron una espantosa introducción a la guerra urbana, algo que se había descuidado en muchos programas de entrenamiento posteriores a la segunda guerra mundial. En la Ciudad Nueva, el 1er Batallón, el 1er Regimiento de Infantería de Marina, el 2º Batallón y el 5° Regimiento de Infantería de Marina consiguieron avanzar solo cuatro manzanas en seis días de intensos combates. Al principio, la situación histórica y arquitectónica de la ciudad le evitó un bombardeo estadounidense intenso. Sin embargo, el alto coste del combate casa por casa cambió pronto esta política, y se inició la destrucción de Hue. Durante los combates de Hue se arrojaron 52.000 descargas de artillería de los EE.UU. a la ciudad, junto con 7.670 descargas de artillería naval pesada y 600 toneladas de municiones aerotransportadas. Las consecuencias para la población civil fueron espantosas, pero el 10 de febrero la Ciudad Nueva estaba ocupada por completo.
La infantería de marina cruzó entonces el río Perfume hasta la Ciudadela, donde las unidades del ARVN habían estado también empujando a los comunistas hacia atrás. Gradualmente las tropas del ARVN expulsaron al NVA/VC de las partes septentrionales de la Ciudadela. Finalmente, retomaron el aeródromo y, el 24 de febrero, el palacio imperial en la ribera septentrional del río Perfume. La resistencia a la contraofensiva aliada se mantuvo en los confines occidentales de la ciudad y en el distrito de Gia Hoi (donde los comunistas habían masacrado a cientos de civiles en actos de «ingeniería social») durante todo febrero, aunque el 2 de marzo toda la ciudad
estaba de nuevo en manos aliadas. En cuanto a víctimas, el coste de Hue había sido de 119 soldados estadounidenses, 363 efectivos del ARVN, unos 8.000 regulares del NVA o insurgentes del VC y unos 6.000 civiles.

Secuelas

Con Hue se cerró prácticamente la ofensiva del Tet. Cuando concluyó el asedio de Khe Sanh a principios de abril, llegó la hora de evaluar los daños. Para el Norte, la ofensiva del Tet fue un fracaso catastrófico. No solo había perdido unos 54.000 soldados (frente a 11.000 efectivos survietnamitas y 2.000 estadounidenses), sino que el Viet Cong quedó casi destruido como entidad política y militar. Además, la ausencia de un alzamiento popular desestabilizó la fe del Norte en que el Sur estaba esperando la posibilidad de abrazar el comunismo.
La ofensiva del Tet fue sin duda una victoria militar para los EE.UU; no obstante, no se reflejó así en los medios de comunicación occidentales. Se dio la impresión de que el conflicto se estaba intensificando espectacularmente, aunque los políticos y los comandantes ofrecían garantías de que el Norte estaba al borde del colapso. Posteriores peticiones militares de un aumento del número de tropas hicieron sonar las alarmas incluso entre los políticos estadounidenses, y en 1969 las políticas de «vietnamización» (transferir la dirección de la guerra a manos principalmente survietnamitas) y progresivas retiradas de tropas estadounidenses adquirieron predominio.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, 3,00 de 5)