fundacion buenos aires

Conquista de Argentina

Inicio » Edad Moderna » Conquista de Argentina

La conquista de argentina fue causado al descubrimiento del río de la Plata. El marino Juan Díaz de Solís arribó en 1516 a un enorme estuario donde desembocaban grandes ríos. Iba en busca de un paso meridional que permitiese adentrarse en el Mar del Sur (océano Pacífico) y él y casi todos sus compañeros perecieron en el intento. Los supervivientes relataron a su regreso a España, que allí reinaba un hombre blanco semejante al de la leyenda de El Dorado, al que llamaron rey de plata o “argentino”, por la gran cantidad de este metal que parecía poseer, circunstancia que bautizó tanto al país (Argentina) como al estuario (Río de la Plata).

Expedición de Sebastián Cabot

sebastian cabot
Sebastián Cabot

Fue muy tardía la colonización de esta región, ya que se encontraba muy alejada de las rutas habituales de las Antillas y la Nueva España.
Carlos armó en 1526 una expedición especial, que puso bajo el mando del famoso navegante Sebastián Cabot, hijo de John Cabot, nacido en Bristol (Inglaterra), pero veneciano de origen. Con cuatro naves, marchó en busca de las Molucas hacia el este, pero se desvió para encontrar los tesoros del mítico rey argentino o blanco, penetró por el Río de la Plata, alcanzó las desembocaduras del Paraná, del Uruguay y del Bermejo, y fundó junto al primero, la fortaleza de Sancti Spiritus, que después arrasarían los guaraníes. Regresa a España en 1530, después de haber fracasado económicamente y pasa sus últimos días en Inglaterra, sin lograr convencer a Enrique VIII de las inmensas posibilidades de América y del comercio con China.

Expedición de Pedro de Mendoza

Carlos I, más consciente del poder que aquellas tierras implicaban, montó en 1535 una nueva expedición compuesta por dieciséis barcos y mil quinientos hombres, bajo el mando de Pedro de Mendoza, quien con el título de adelantado de La Plata, partió de Sanlúcar de Barrameda. Al año siguiente, en las orillas del estuario, funda la ciudad de Santa Maria de los Buenos Aires, se envían de inmediato expediciones hacia el interior del país y por el río Paraná, en busca de un punto de unión con Perú. La primitiva ciudad resultó destruida por los guaraníes, aguerridos indios de la zona, y Mendoza murió al año siguiente, ya viejo y enfermo, mientras regresaba a España.

Otras Expediciones

Juan de Ayolas lo reemplaza y explora el Paraná, el Paraguay y el Chaco, Pero cae muerto en un encuentro con los indios (1538).
Su sucesor, Juan Salazar de Espinosa, funda el fuerte de Asunción en 1537, núcleo de la colonización del Río de la Plata. Allí se trasladaron los colonos de la destruida Buenos Aires, que quedó bajo el gobierno de Domingo Martínez de Irala.

Gobierno de Alvar Núñez Cabeza de Vaca

Domingo Martínez de Irala choca con el adelantado Alvar Núñez Cabeza de Vaca, que poseía gran experiencia americana, pues se había recorrido a pie toda la costa sudoccidental de los actuales Estados Unidos. Había marchado a la Florida con la expedición de Pánfilo de Narváez y demostró una infinita capacidad para caminar y sobrevivir en condiciones adversas e incluso solitarias, pues llegó a pie a México. Dos años más tarde le nombraron gobernador del Plata y partió, también a pie, desde el sur de Brasil hasta la colonia de Asunción, capital del Plata, donde chocó con Martínez de Irala. Confirmó la Corona a este último, en detrimento de Cabeza de Vaca, que fue apresado por los colonos y enviado a España en 1545.

alvarez nunez cabeza de vaca
Alvarez Nuñez Cabeza de Vaca

Fundación de las primeras ciudades

El vasco Juan de Caray, después de establecer la ciudad de Santa Fe en 1573, vuelve a fundar por segunda vez la destruida Buenos Aires (11 de junio de 1580) con unos sesenta y tres colonos.
Más tarde se fundan Mendoza y Tucumán y, a principios del siglo XVII, el extenso territorio queda dividido en la gobernación del Río de la Plata y la de Paraguay, al norte.

Sociedad y administración

Falta de minas, de riquezas naturales y bastante despoblada de indios, esta colonia será la única que se mantendrá casi exclusivamente europea y, al no existir la posibilidad de explotar a otras razas, sienta las bases de un gobierno más democrático e igualitario.
La región era idónea para el europeo por su clima suave y templado y sus ríos navegables, que constituían una excelente vía de penetración al interior y que fungieron durante muchos siglos como accesos fluviales de fácil penetración.
La población local recurre a un sistema económico de autarquía, debido a su lejanía con las habituales comunicaciones comerciales de entonces, en contraposición a las colonias del Caribe y del golfo de México, cuyas vituallas, durante mucho tiempo, provenían de la relativamente cercana Europa.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, 3,80 de 5)