Reforma Protestante alemania

Reforma Protestante

Inicio » Edad Moderna » Reforma Protestante

Se da el nombre de Reforma Protestante, al movimiento ideológico surgido en el siglo XVI, con el objeto de modificar la religión católica, para crear una nueva llamada Protestante. La Reforma tuvo su origen en las críticas y propuestas con las que diversos religiosos, pensadores y políticos europeos buscaron provocar un cambio profundo y generalizado en los usos y costumbres de la Iglesia católica, especialmente con respecto a las pretensiones de los Papas por dominar la cristiandad.

La Reforma Religiosa fue uno de los aspectos del Renacimiento, puesto que interpreto en una nueva forma la religión católica.

Causas de la Reforma Protestante

Señalaremos las principales causas de la Reforma Protestante:

  1. La Desorganización Eclesiástica; manifestada en los siguientes hechos:
    • La vida poco edificante de algunos Papas, tales como Gregorio VII y Julio II, que tomaron actitudes guerreras contrarias al espíritu cristiano, y Alejandro VI, que dejó dos hijos: Cesar y Lucrecia Borgía.
    • El extraordinario lujo y riqueza de la iglesia, contrarios también a la sencillez y humildad enseñada por Jesucristo.
    • Las ambiciones del alto clero para ocupar el Pontificado, habiéndose dado el caso de que en la Edad Media existieron tres Papas a la vez; uno en Roma, otro en Avignon y otro en Constantinopla.
  2. La Mala Organización de la Iglesia; desde que la Iglesia tuvo tierras para gobernar y formar sus Estados, los Papas actuaron como verdaderos reyes, mezclándose en las guerras y querellas de los Estados vecinos, y aumentando, de consiguiente, el desprestigio moral de la Santa Sede. Además, para sufragar los gastos administrativos, la iglesia creo una serie de impuestos tales como las dispensas, apelaciones, derechos de consagración, diezmos, indulgencias,etc.
  3. La Labor de los Precursores; En la Edad Media algunos espíritus rebeldes iniciaron el movimiento de la Reforma y merecen por lo tanto el titulo de precursores. Ellos fueron:
    • Los Albigenes, herejes que pidieron la reforma de la iglesia y fueron combatidos por el Papa Inocencio III, quien organizó para perseguirlos, El tribunal de la Inquisición.
    • Juan Wiclef, escritor inglés, profesor de la Universidad de Oxford, que consideró exageradamente al Papa como un Anti-cristo, sostuvo la inutilidad de los Sacramentos y pidió que todos los miembros del clero fueran iguales, suprimiéndose obispados y arzobispados. Wiclef murió en 1384 mientras asistía a una misa. Años más tarde, sus cenizas fueron arrojadas al arroyo, por orden del Concilio de Constanza.
    • Juan Huss, Rector de la Universidad de Praga en Bohemia, se rebeló contra la autoridad del Papa, combatió la riqueza del clero y sostuvo que la Sagrada Escritura era la única luz que debía guiar al buen cristiano. Condenado a muerte por el concilio de Constanza (1415), se negó a retractarse en presencia de la hoguera y murió quemado vivo, lo mismo que su discípulo Jerónimo de Praga.
  4. La Difusión de la Biblia, por medio de la imprenta, lo que permitió que todos quisieran leer los Evangelios para interpretarlos a su manera.

La Reforma en Alemania

Martín Lutero (1483-1520)

reforma protestante Martin Lutero

Nacido en Eisleben (Alemania), hijo de unos pobres de labradores de Turingia, Lutero estuvo muy desamparado en su niñez.

Para ganarse el sustento, cantaba en las puertas de los templos o en los palacios de los señores. Mas tarde, sus padres mejoraron su situación económica y lo enviaron a la Universidad de Erfurt, donde estudio Filosofía y se graduó de Bachiller.

Su espíritu retraído le hizo ingresar al Convento de los Agustinos, alcanzando el grado de sacerdote.

Debido a su talento, fue nombrado Catedrático de la Universidad de Witemberg y desde entonces comenzó su tarea reformadora.

El Pleito de las Indulgencias

El Papa León X quiso terminar la Basílica de San Pedro, comenzada por Julio II, y como necesitó fondos, autorizó al clero para conceder indulgencias a todos los fieles que quisieran dar una limosna para la ejecución de la obra. Por medio de la Indulgencia Plenaria, el pecador alcanzaba el perdón completo de sus culpas, siempre que ellas fueran confesadas con verdadera sinceridad.
En Alemania, se encargaron de las indulgencias los frailes dominicos y realizaron verdaderas ventas publicas, originando las protestas de los monjes agustinos y, entre ellos, de Lutero.

El Doctor Tetzel, teólogo católico, trato de explicar la conducta de los dominicos y entonces Lutero hizo poner en las puertas del consejo de Witemberg sus famosas 95 Tesis o preguntas sobre la venta de las indulgencias. Se encendió una calurosa discusión entre Tetzel y Lutero, llevando ventaja el segundo porque contaba con el apoyo de la opinión pública de Alemania. “Es mejor – decía Lutero- dar limosna a los pobres, que enviársela al Papa”. Acusado ante el Pontífice, el rebelde agustino fue juzgado por el Cardenal Cayetano, quien no consiguió que renunciara a sus ideas. Entonces León X tuvo que pedir al Elector Federico de Sajonia que interviniera y este consiguió que Lutero escribiera al Papa una carta amistosa. Sin embargo, pronto se agravaron las cosas por la controversia de Leipzig, en que Lutero discutió públicamente con el doctor Eck y lo venció.

Condena de Lutero

Ante la gravedad de la situación y por insinuación del doctor Eck y del Cardenal Cayetano, el Papa León X decretó la excomunión de Lutero y comisiono a los adversarios del monje para que cumplieran la sentencia. El excomulgado hizo poco caso del decreto del Papa y cuando lo recibió, reunió a sus discípulos en las afueras de Witemberg y después de quemar muchos libros católicos, quemo también la Bula del Pontífice.

reforma protestante papa leon X
Papa León X

La Dieta de Worms

En vista de esto, el Papa pidió al Emperador Carlos V de Alemania, que reprimiera las herejías de su súbdito. El monarca, tan buen católico como buen diplomático, quiso oir a Lutero antes de juzgarlo y para eso convocó en 1521, la Dieta de Worms. Una Dieta era la reunión de altos representantes de la nobleza y del clero para discutir asuntos de mucha gravedad. Lutero compareció ante la Dieta, invitado por el Emperador que le otorgo un permiso especial, y en presencia de príncipes y clérigos, sostuvo acaloradamente sus ideas y se negó a retractarse, “para no traicionar a su conciencia”. En vista de ello, la Dieta reunida en Worms condenó a Lutero, ordenó su prisión inmediata, hizo quemar sus obras y prohibió a las imprentas toda relación con él. El elector Federico de Sajonia, admirador de Lutero, quiso impedir que lo apresaran y para ello facilitó su fuga hacia el Castillo de Warburgo, donde le dio asilo y sustento.
En su encierro de Warburgo, Lutero hizo la traducción de la Biblia al alemán y lanzó una infinidad de folletos polémicos que se difundieron rápidamente, el extremo que el mismo Lutero se sorprendió, cuando abandonó el castillo de su refugio.

Principios mas saltantes de Luterismo

Pueden resumirse así:

  1. La misa debe oficiarse, no en lengua latina, sino en la lengua de cada país.
  2. Cada creyente debe interpretar a su modo los libros de la Sagrada Escritura, sin tener en cuenta la interpretación de la Iglesia.
  3. Los clérigos pueden casarse para formar hogares que sirvan de modelo a la sociedad. Lutero contrajo matrimonio con Catalina Bora.
  4. Solo se admiten tres sacramentos: bautismo, eucaristía y penitencia. Todos los demás son creaciones del Catolicismo.
  5. No se acepta que el Papa sea autoridad infalible.
  6. No se acepta el culto a los Santos, ni el culto a la Virgen.
  7. Se combate el lujo de la Iglesia y se pide que ella recobre su sencillez primitiva.
  8. Se rechaza la confesión, puesto que el creyente para comunicarse con Dios, no necesita intermediarios.

Los Anabaptistas

Las doctrinas luteranas arraigaron en todas las clases sociales. Algunos príncipes les prestaron su apoyo; os campesinos creyeron que era llegado al momento de la revolución agraria y por ultimo apareció la temible secta de los anabaptistas. Formaban ellos una organización comunista, pero con el disfraz de partido religioso. Al principio solo pidieron que el bautismo no se hiciera en la niñez, sino durante la mayor edad, para que el bautizado pudiera elegir la religión de su agrado; pero después los anabaptistas, dirigidos por Juan de Harlen y Juan de Leyden, se apoderaron de la ciudad de Munster, donde implantaron un gobierno comunista, adueñándose de todas las propiedades. Ante esta amenaza, las fuerzas imperiales recuperaron Munster sangrientamente. Juan de Harlen pereció en la lucha y Juan de Leyden subió al cadalso.

La Dieta de Spira

Ante el avance creciente de luteranismo, Carlos V convocó a una nueva Dieta que se reunió en Spira (1526). Dicha reunión estuvo compuesta en su mayoría por católicos, quienes tuvieron que hacer frente a una situación muy grave: por un lado los príncipes luteranos y los anabaptistas habían comenzado a secularizar los bienes del clero, esto es, a declarar que dichas propiedades pasaban a manos del Estado, su único dueño; por otro lado los turcos, en guerra contra Carlos V, habían avanzado hasta las puertas de Viena, que era la capital del Imperio. En tal situación la Dieta tuvo que ceder y declarar que en adelante no se permitiría que el luteranismo se extendiera mas allá de los Estados donde ya dominaba. Esta limitación originó la protesta violenta de Lutero y sus partidarios, quienes entonces tomaron el nombre de Protestantes.

reforma protestante carlos V
carlos V

La Dieta de Augsburgo

Aunque había fracasado un intento de arreglo en Ratisbona, el Emperador buscó nuevamente un acuerdo entre protestantes y católicos y para eso reunió la Dieta de Augsburgo (1530). En dicha Dieta los luteranos se presentaron encabezados por Melanchton, que era el mejor discípulo de Lutero. Este no pudo asistir por hallarse perseguido. Melanchton, en un famoso discurso, expuso los principales puntos de la doctrina Luterana, pero a la hora de la discusión fue cediendo ante la vehemencia de los católicos y entonces Lutero declaró traidor a su propio discípulo y desautorizó sus opiniones. la Dieta fracasó en su intento de reconciliación.

La Liga de Smakalda

Algunos príncipes alemanes, descontentos con la autoridad de Carlos V, aprovecharon el movimiento de la Reforma para rebelarse contra él. Y en efecto, formaron la La Liga de Smakalda, para defender sus ideas protestantes. Frente a esta Liga protestante, Carlos V reunió a los nobles católicos y formó La Liga de Nuremberg, que preparó tropas y encendió la guerra civil religiosa. En la lucha, triunfo al principio el Emperador, derrotando a los protestantes en la Batalla de Mülberg, pero después, por la traición de Mauricio de Sajonia, que se pasó a las filas protestantes, las cosas cambiaron: Carlos V fue vencido en Tirol, y tuvo que huir precipitadamente para no caer prisionero.

Paz de Augsburgo

Ante tal situación, el Emperador prefirió firmar una paz equitativa y se concertó la Paz de Augsburgo entre los príncipes luteranos y Carlos V (1555), en las siguientes condiciones:

  1. Quedó admitida la libertad religiosa en todos los Estados.
  2. Se reconocieron las secularizaciones ya hechas, pero se prohibió hacerlas en adelante.
  3. Todo conflicto entre católicos y luteranos seria resuelto por medio de un arbitraje obligatorio.

Lutero murió en 1546 y Carlos V en 1556.

Europa-depues-de-la-Reforma-protestante
Europa depués de la Reforma protestante
¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (25 votos, 4,72 de 5)