Huelga del 1 de mayo en Chicago

La huelga del 1 de mayo: Día del trabajo

Inicio » Edad Contemporanea » La huelga del 1 de mayo: Día del trabajo

El 1 de mayo se celebra internacionalmente el Día del trabajo, esto se debe a una serie de huelgas iniciadas el 1 de mayo de 1886 en Chicago hasta el 4 de mayo del mismo año. La huelga logró la reducción de la jornada laboral en Estados Unidos y luego se expandió al resto del mundo.

Antecedentes a la huelga del 1 de mayo de 1886

La industrialización favoreció el fortalecimiento de la burguesía, clase social dominante en los aspectos económico, político y cultural de la sociedad del siglo XIX. En lo económico, la burguesía dominó el escenario con grandes comerciantes, dueños de bancos y de fábricas. El liberalismo económico les garantizaba la libre empresa con una reducida intervención del gobierno en la economía.
En el aspecto político, la burgesía se alió con los gobernantes e incluso, algunos asumieron el poder. Apoyados en las ideas del liberalismo, manejaron categorías como la ciudadanía, la igualdad de todos los hombres ante la ley, los derechos humanos y la obligatoriedad por parte del Estado de respetarlos y protegerlos. El liberalismo político criticó fuertemente la servidumbre, las personas debían ser libres de trabajar en lo que quisieran o desplazarse donde más les conviniera.
En lo cultural, la burguesía generó una ideología que exaltaba el esfuerzo individual, la dedicación al trabajo y la importancia del éxito reflejada en la generación de fortuna en corto tiempo.
El proceso de industrialización había creado una clase numerosa de proletarios, quienes para vivir tenían que vender lo único que poseían: su fuerza de trabajo.
Hoy puede resultar muy familiar que cualquier persona tenga que vender su fuerza de trabajo para vivir, es decir, tener un empleo. Pero entre 1750 y 1850 las clases dominadas contaban con otras cosas además de su fuerza de trabajo. Por ejemplo. los campesinos tenían tierras y los artesanos eran dueños de sus herramientas y máquinas artesanales. En la medida en la que el capitalismo se fortaleció, muchos campesinos y artesanos se convirtieron en obreros de fábrica.

Huelga de niños trabajadores
Huelga de niños trabajadores

Condiciones laborales antes del 1 de mayo

Esos obreros tuvieron que adaptarse a nuevas formas de relaciones en el trabajo y en el hogar. Tenían agotadoras jornadas laborales de 14 a 16 horas diarias, con unos cuantos minutos para comer, condiciones de trabajo antihigiénicas y de alto riesgo. Se aceptaba el trabajo femenino e infantil, por el que pagaba la mitad del salario que se daba a los hombres, aunque realizaran las mismas actividades.
En varios casos se implementó el sistema de camas calientes en el que las nuevas fábricas construían enormes dormitorios donde alojaban a los obreros recién llegados a las ciudades. Como los espacios no alcanzaban para todos, se rotaban. Cuando un obrero terminaba su turno laboral llegaba al dormitorio donde se acababa de levantar otro obrero para empezar su jornada.
Los obreros aceptaban estas nuevas formas de vivir pues no tenían otro medio de sobrevivencia. Sin tierras y sin contar con los medios para volverse ellos mismos burgueses, tenían que vender su fuerza de trabajo a la fábrica. Recordarás el movimiento ludista y el carlismo, que fueron las primeras reacciones de los obreros ante esta nueva relación social. Más adelante, los obreros conformaron grupos mutualistas que buscaban socorrerse reciprocamente ante los imprevistos y la precariedad de sus condiciones de vida.

Protestas y huelgas

Aunque no se consideraba legal y era reprimida por la policía, una de los medios que el obrero tenia para presionar al dueño de la fábrica era la huelga. La primera vez que se reconoció a la huelga como un medio legitimo y legal del movimiento obrero fue en 1864, en Inglaterra.
Una de las huelgas más importantes de este periodo fue la ocurrida en Chicago en 1886. Entre el 1 y el 4 de mayo de ese año los obreros norteamericanos se declararon en huelga, exigiendo el establecimiento de la jornada laboral de ocho horas. Las protestas, reprimidas por la policía, dieron como resultado algunos obreros muertos. A ellos se les conoce como los “Mártires de Chicago”. A raiz de esas protestas se estableció la jornada laboral de ocho horas en Estados Unidos. Posteriormente, este logro obrero se extendió por el resto de los paises europeos, y durante el siglo XX prácticamente al resto del mundo. Para conmemorar este movimiento se celebra mundial mente el 1 de mayo como el Día Internacional del Trabajo.
Al mismo tiempo que el movimiento obrero mejoraba en su organización y conseguía algunas de sus demandas, empezó a conformarse una nueva tendencia política que hizo fuertes críticas al sistema capitalista: el socialismo.
Liderado por pensadores como Karl Marx. Federico Engels, Mijaii Bakunin y losé Proudhon. entre otros, el nuevo movimiento hizo hincapié en lo injusto de la situación.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
9 votos, 4,33 de 5 estrellas