Reinos Barbaros Derrota Visigoda

Los Reinos Bárbaros

Inicio » Edad Media » Los Reinos Bárbaros

Los germanos llamados bárbaros por los romanos , estaban organizados en tribus y vivían de la agricultura y la ganadería.
La población barbara (que formaban los reinos bárbaros) se establecieron en Europa luego de la caída del Imperio Romano de Occidente, pero numerosos estudios concuerdan al señalar el número relativamente bajo de invasores bárbaros, que desde hace mucho tiempo habían abandonado la idea de individuos que hundieran el Imperio Romano, destruyéndolo todo a su paso. En ningún país se estableció un orden político absolutamente nuevo, imponiendo modos de vida totalmente diferentes.
Desde el punto de vista humano esas migraciones bárbaras fueron mas bien infiltraciones de grupos étnicos pocos numerosos entre poblaciones ya homogéneas de por si.
Con la caída del Imperio Romano de Occidente, se inicio un largo periodo de la historia, conocida como Edad Media, abarco desde el año 476 hasta el año 1453 d.C.
El último Emperador de Roma fue Teodosio (379-395), quien a su muerte dividió en dos partes al Imperio Romano: Occidente y Oriente. El Imperio Romano de Oriente tuvo como capital a Constantinopla y se conoció como Bizancio. La capital del Imperio Romano de Occidente fue Milán.

1. LOS HEREDEROS DEL IMPERIO

Al desaparecer el Imperio Romano de Occidente, el oeste europeo se dividió en un conjunto de reinos germánicos autónomos, desapareciendo la idea de un estado único y centralizado, en su lugar surgieron varios pequeños estados que rivalizaron entre sí.
Los nuevos reyes nunca pensaron en destruir la organización de Roma; simplemente sustituyeron la autoridad romana por la suya. Por eso en estos reinos todo lo romano pervivió, per matizado por las nuevas circunstancias históricas.
Entre los reinos que se organizaron e en el siglo V, los mas notables fueron el de los francos, en las Galias, y el de los visigodos en la Península Ibérica. Sin embargo se formaron otros reinos. Lo más importantes de ellos fueron los vándalos, los ostrogodos y los anglosajones.

1.1 EL REINO VÁNDALO DE ÁFRICA

Luego de arrasar las Galias y saquear España durante casi veinte años, los vándalos dirigidos por Genserico decidieon establecerse en el norte de África (428). Desde ahí, saquearon constantemente Italia. Finalmente fueron conquistados por el emperador de Oriente, Justiniano en el año 553.

1.2 EL REINO OSTROGODO EN ITALIA

En el año 493, los ostrogodos, dirigidos por el rey Teodorico formaron un poderoso reino en Italia. Este rey fue un admirador de la civilización romana e hizo todo lo posible por facilitar la unión entre los ostrogodos y los vencidos. Por ello su reino fue gobernado en paz.
Varios años después de la muerte de Teodorico, el emperador Justiniano conquisto Italia y puso fin al reino ostrogodo (553). Mas tarde los lombardos, otro pueblo germano, conquistaron el norte de Italia y formaron un nuevo reino llamado Lombardia.

1.3 LA HEPTARQUÍA

En las Islas Británicas, anglos, sajones y jutos crearon siete reinos. Esto fue llamado heptarquía. En el año 827 el reino juto de Wessex, que era uno de los mas poderosos, conquisto a los otros reinos: con ello las Islas Británicas se unificaron.

1.4 EL REINO FRANCO

Los francos eran un pueblo germano que se estableció en las antiguas Galias desde el siglo IV, en los actuales territorios de Bélgica y Francia. Dirigidos a partir del año 481 por Clodoveo, los francos lograron conquistar toda la región.
La conversión de Clodoveo al cristianismo facilitó notablemente la expansión de los francos, ya que los naturales de la región aceptaron con menos desagrado la dominación franca y que la iglesia Católica, la institución más poderosa del momento, diera todo su apoyo a este gobierno.

1.5 EL REINO VISIGODO EN ESPAÑA

Antes de llegar a España, los visigodos ocupaban la región sur de las Galias, donde fueron expulsado por los francos.
La ocupación total de la Península Ibérica  fue completada por el rey Leovigildo, cuyo reinado transcurrió entre el 568 y el 586. Recaredo hijo de Leovigildo, logro la unión religiosa de España al convertirse al catolicismos en el III concilio de Toledo (589).

Para más información existe un artículo completo del Reino Visigodo.

2. ECONOMÍA Y ORGANIZACIÓN POLÍTICA

Con el establecimiento de los reinos germánicos, la ruralización iniciada a fines del Imperio Romano, se hizo más evidente. La agricultura continuó siendo la actividad más importante, mientras que el comercio y la circulación de la moneda sufrieron un gran retroceso. En los reinos creados se fueron produciendo importantes modificaciones:

  • Las monarquías, en principio electivas, se fueron haciendo hereditarias en determinadas familias. De set manera decayó el concepto público de estado y se introdujo el concepto de patrimonial de la monaraquía.
  • Se fue perdiendo l concepto de ciudadano, dando paso a la idea de encomendación o de fidelidad personal. Los monarcas germanos no tenían gobernadores de provincia, jueces o ministros que los ayudaran a gobernar; soló contaron con la ayuda de las condes de Palacio, aristócratas ligados a los monarcas por amistad o parentesco.
  • La legislación perdió importancia. Los monarcas germanos carecían de leyes escritas, se regían por la costumbre.

3. RELIGIÓN

A diferencia de los romanos, que eran cristianos, los germanos fueron al principio paganos. Ellos adoraban a las fuerzas de la naturaleza. Su divinidad principal era Odín, que era el dios de la guerra. Posteriormente los reyes germanos fueron convirtiéndose al cristianismo, aunque la gran masa de la población rural siguió aferrada a sus antiguas creencias.
Los reinos germanos que mas duraron fueron aquellos en los que la monarquía germana se convirtió al catolicismo. Esto ocurrió con Clodoveo, en Francia y con Recaredo en la España visigoda. En gran parte, el reino ostrogodo fracasó tempranamente en Italia al no producirse una fusión religiosa.

4. CULTURA Y ARTE

Con los germanos, la cultura del Occidente europeo sufrió un retraimiento general. Soló la Iglesia conservó y transmitió las creaciones romanas a través de los monasterios y de las escuelas episcopales, en las que aparecieron los hombres de talento como Gregorio de Tours y Casidoro.
También el arte sufrió un notable retroceso y fue una copia ingenua del arte romano. Testimonio de ello son sus más célebres monumentos: el mausoleo de Teodorico, en Ravena y el baptisterio de San Juan en Poitiers.
En cambio durante los tiempos bárbaros, la orfebrería tuvo un gran desarrollo y prevaleció sobre la arquitectura y la escultura.

Mausoleo de Teodorico
Mausoleo de Teodorico
¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (95 votos, 4,07 de 5)