batalla de hastings

Batalla de Hastings

Inicio » Edad Media » Batalla de Hastings

Unos jinetes aunados normandos se enfrentaron contra muralla de escudos anglosajona en la batalla más larga, más disputada y más decisiva de Inglaterra en la Alta Edad Media, la Batalla de Hastings. La victoria de Guillermo el Conquistador cambió para siempre la historia inglesa y señaló el comienzo del dominio del caballero montado en el arte militar europeo.
Guillermo era el hijo ilegítimo del duque de Normandía y tuvo que defender su posición como duque, a partir de 1035, contra todos los contendientes; en la época en que deseaba invadir Inglaterra, había consolidado el ducado más poderoso de Francia y del noroeste de Europa, reduciendo tanto a Bretaña como a Maine a estados vasallos. Su influencia llegaba hasta París, donde dominaba al joven rey Felipe, y se había creado un aliado crucial en Flandes casándose con Matilda, la hija del duque Balduino IV. El derecho de Guillermo al trono inglés era muy endeble y carecía de bases legales sólidas.

Datos de la Batalla de Hastings

Quiénes. Guillermo, duque de Normandía (1028-1087), invadió Inglaterra con un ejército de 6.000 hombres para reclamar el trono de Inglaterra frente al rey Harold II Godwinson (1022-1066), quien se enfrentó a él con un ejército de 6.300 hombres.

Cómo: La caballería y los arqueros normandos erosionaron finalmente la formación de muralla de escudos sajona.

Dónde: La colina de Senlac, a 11 km al norte de la población de Hastings (Inglaterra).

Cuándo: 14 de octubre del 1066.

Por qué: Guillermo deseaba conquistar Inglaterra.

Resultado: Harold y la mayor parte de la nobleza anglosajona fueron muertos, y Guillermo obtuvo el trono de Inglaterra.

En 1064 Guillermo había obligado a su rival, Harold Godwinson a prestar el juramento de dejarle a él el trono de Eduardo el Confesor. Harold no tenia ninguna intención de cumplir un juramento que se había visto obligado a prestar bajo chantaje y amenazas. Como conde de Wessex, vicerregente bajo Eduardo desde 1064, cuñado del rey, nadie tenia mayor ni más legítimo derecho al trono de Inglaterra. Cuando Eduardo falleció el 5 de enero de 1066, 11 aro Id fue coronado en la abadía de Westminster.

Stamford Bridge

Harold sabía que Guillermo utilizaría su quebrantamiento del juramento como excusa para una invasión. A principios del verano, Guillermo emprendió un programa de construcción naval, para crear una armada de 500 buques que transportase a su ejército de 6 000 hombres (normandos, bretones. franceses y flamencos) a través del canal de la Mancha.
En respuesta, Harold movilizó a su guardia real de 4 000 hombres, los huscarles y a la milicia territorial sajona, los fyrd. Los fyrd podían movilizar a unos 20 000 hombres. Mientras Harold reunía a sus hombres y se precipitaba hacia el norte, el ejército sajón del norte, bajo el mando del conde de Northumbria, fue derrotado el 20 de septiembre en Fulford Gate. Cinco días después, Harold sorprendió y aniquiló a los invasores noruegos en Stamford Bridge, matando al mismo tiempo a Tostig y a Harald.

La invasión de Guillermo

guillermo el conquistador
Guillermo El Conquistador

En Francia, Guillermo se había tenido que quedar en Normandía a causa de los vientos contrarios. Desde St. Valery, en el río Somme, la travesía del canal hasta Inglaterra duraba apenas un día. Tocó tierra en la bahía de Pevensey a la mañana siguiente, y empezó a reunir provisiones, levantar sus fuertes de madera (construcciones portátiles, traídas de Normandía en piezas) y saquear la campiña circundante en busca de información, alimentos y forraje para sus caballos.
La noticia de que Guillermo había desembarcado llegó a oídos de Harold el 1 de octubre, en medio de las celebraciones que siguieron a Stamford Bridge. Se dirigió apresuradamente al sur, reuniendo a los fyrd y otros soldados en el camino de regreso a Londres. Partió de la capital el 11 de octubre en dirección al sur con un ejército de 6 000 a 7 000 efectivos. La tarde del 31 de octubre Harold llegó a la colina de Senlac, un lugar que había elegido como posible campo de batalla.
Como los sajones habían llegado al final del día, optarían por descansar y después lanzar un ataque relámpago por la mañana. Sin embargo, el propio Guillermo iba a realizar el primer movimiento. Levantó a sus hombres poco antes de las cinco de la mañana, y hacia las 06:00 los normandos marchaban hacia el norte para enfrentarse a las huestes de Harold. Antes de partir, Guillermo los arengó diciendo: No lucháis solo por la victoria, sino también por la supervivencia.
Guillermo dividió su ejército en tres divisiones, que marcharon con los bretones en la vanguardia, seguidos de los soldados francoflamencos y, por último, Guillermo al frente de sus propios normandos. El punto de reunión era la colina de Blackhorse, en la carretera de Hastings a Londres, a donde los bretones llegaron a las 07:30. Allí, oculto de los sajones, Guillermo dejó su tren de bagajes y ordenó a sus hombres que se pusieran su armadura de cota de malla. Guillermo se puso la armadura al revés, lo cual fue considerado por sus supersticiosos hombres como un mal presagio, que el cínico Guillermo se limitó a tomarse a risa. El ejército normando marchó hacia el norte, para tomar posiciones frente a los sajones.

Comienza la batalla

El 14 de octubre a sus 44 años, Harold se enfrentaba con Guillermo de 38 años. Ambos eran comandantes experimentados y con talento, y se hallaban al frente los mejores ejércitos de Europa occidental: los normandos, por las perspectivas de conquista y botín; los sajones, por la necesidad de defender su patria y por su reciente victoria en Stamford Bridge. Era la primera vez que un ejército principalmente formado por caballería luchaba contra la infantería de esta manera. El resultado decidiría la naturaleza de la guerra medieval en adelante.
Unos fuertes toques de trompeta a las 09:00 anunciaron el comienzo de la batalla, cuando las tres divisiones de Guillermo empezaron a subir por la pendiente de la colina de Senlac. Los arqueros que iban delante arrojaron una nube de flechas sobre los sajones, con escaso efecto. La respuesta sajona con jabalinas, lanzas y hachas resultó ser mucho más efectiva contra el avance de los normandos. Como tenían la pendiente más suave, los inquietos bretones fueron los primeros en estrellarse contra la muralla de escudos y fueron rechazados por la feroz resistencia de los sajones. Desconcertados por esto y por la incapacidad de los arqueros para hacer mella en la muralla de escudos, los bretones se retiraron hacia las 10:00 – 10:30. La retirada se convirtió en una desbandada cuando la indisciplinada milicia de los fyrd abandonó la seguridad de la muralla de escudos para perseguir a los bretones que huían.

mapa batalla de hastings
Mapa de la Batalla de Hastings

El ataque de Guillermo

Guillermo reunió a una parte de la caballería normanda, que estaba avanzando, para auxiliar a los bretones. Lanzó contra los fyrd una carga de jinetes blindados, cogiendo por sorpresa a los sajones, que menos blindados y en campo abierto, fueron aniquilados. Guillermo retiró sus otras dos divisiones, y se detuvo durante media hora, para reagruparse y lanzar otro ataque. Guillermo, tomando personalmente el mando, inició el segundo ataque a las11:00.
Se lanzaron ataques en oleadas contra la muralla de escudos durante dos horas. Los normandos consiguieron abrir unas pocas brechas; sin embargo, Harold y sus comandantes, entre ellos sus hermanos Gyrth (conde de East Anglia) y Leofwine (conde de Kent), taparon las brechas y lanzaron sobre el enemigo una lluvia de proyectiles. El estandarte de Harold y el pendón del dragón de Wessex se colocaron en el centro de las líneas sajonas para estimular a los defensores.

Desbandada inminente

rey harold II
Rey Harold II

Hacia las 13:00 los soldados flamencos y franceses empezaron a huir de la colina. Su comandante, Eustaquio, agarró el estandarte papal, reagrupó a sus hombres que huían y les conminó a regresar a la lucha. Guillermo ya había perdido su corcel español y estaba luchando a pie cuando le llegó el rumor de que este había muerto. Eustaquio le dio al duque un caballo para que montara y se mostrase ante sus hombres. Guillermo se arrancó el casco para que sus soldados pudieran reconocerle y gritó: Miradme bien. ¡Todavía estoy vivo y por la gracia de Dios aún resultaré vencedor!. Si los sajones hubieran defendido su línea indefinidamente, él se habría visto obligado a retirarse de nuevo a Hastings y regresar cruzando el canal.
A las 14:00 Guillermo llamó a sus hombres y se reagruparon bajo la colina para descansar y dar de comer a sus hambrientos soldados. Harold utilizó esta tregua para acortar su adelgazada línea.
Tras haber perdido la cuarta parte de su ejército, unos 1 800 – 1 900 hombres y en cinco horas de combate casi continuo, así como un número tremendo de caballos, Guillermo vio que muchos de sus jinetes armados estaban luchando ahora de pie. Decidió que todo el ejército atacaría en una única formación de todas las armas combinadas.
El tercer y último ataque contempló el avance del ejército entero, con los arqueros en la retaguardia, desde las 15:00, a paso lento. Los normandos tardaron media hora en llegar a la línea sajona. Guillermo había ordenado a los arqueros que disparasen lo más alto posible mientras la infantería, los jinetes desmontados y la caballería todavía montada dedicaban todo su esfuerzo a atacar la muralla de escudos. Una vez creada una brecha en la muralla, la caballería normanda penetró a raudales y, con sus picas, espadas y lanzas, desgarró la parte más indefensa del ejército sajón. Después de las 16:00 la brecha se volvió incontenible y la lucha degeneró en acciones de grupo y en combates cuerpo a cuerpo. Esta lucha continuó hasta las 17:30. Después los fyrd empezaron a retirarse y huyeron a los bosques, mientras los huscarles continuaron luchando hasta que fueron aplastados y muertos. Un gran grupo se concentró en torno al estandarte de Harold, mientras Guillermo se unía a sus hombres en la colina y su tercer y último caballo moría bajo él. Harold capitaneó a sus hombres, dando ejemplo personal a sus huscarles. Sin embargo, no eran suficientes para rechazar a los normandos. Gyrth y Leofwin, al frente de sus propios huscarles, fueron muertos.
La última gota fue la muerte del propio Harold. Fue derribado por los normandos mientras dirigía a sus últimos huscarles. Al anochecer, pequeños grupos de sajones siguieron peleando hasta que pudieron escabullirse hacia los campos circundantes. Se reagruparon y tendieron una emboscada a sus perseguidores normandos en Oakwood Gilí, un pequeño arroyo al norte de la colina de Senlac, y consiguieron derribar a Eustaquio de Bolonia. Fue un pequeño consuelo por la muerte de Harold.

Consecuencias

Ambos lados habían perdido más de 2 000 hombres, y los normandos bastante más de la tercera parte de su ejército. Para Guillermo, fue un triunfo contra toda probabilidad que le llevó a ser coronado como rey de Inglaterra el 25 de diciembre de 1066. Los sajones continuarían resistiendo a su invasor normando durante décadas después de su derrota en la batalla de Hastings, pero finalmente fueron derrotados.

batalla hastings
Batalla de Hastings
¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (16 votos, 4,31 de 5)