caida de constantinopla

Caida de Constantinopla

Inicio » Edad Media » Caida de Constantinopla

La caida de Constantinopla da inicio al fin de la Edad Media. Al ser tomada Constantinopla el comercio y el enlace cultural entre Asia y Europa se ve cortada, dando inicio a escasez de muchos productos necesarios. Con esto da origen a la búsqueda de nuevas rutas comerciales, ocasionando así el descubrimiento de América y dando inicio a la Edad Moderna.

Los turcos

Mientras el Imperio Bizantino entro en plena decadencia, comenzó a formarse en el Asia Menor un nuevo imperio: el Imperio de los Turcos.
Los turcos estaban emparentados con los mongoles y procedentes del Turkestán, en el Asia Central. Gobernados por soberanos llamados Sultanes, contaban con un temible ejército de jenízaros, soldados brutales, educados desde niños para ir a la guerra, blandiendo espadas curvas llamadas cimitarras.
En el año 1296 los turcos se separaron de otras tribus de Turkestán y al mando de su caudillo Otmán u Osmán, avanzaron hacia el Asia Menor y se apoderaron de algunos territorios. Desde entonces se denominaron Otomanos.
Los turcos constituyeron así una permanente amenaza para el Imperio Bizantino.
Uno de los Sultanes que logró mayores conquistas territoriales fue Amurates I (1360-1389), pues avanzó sobre la península balcánica y se apoderó de la ciudad bizantina de Andrinópolis, convirtiéndola en la capital turca. De este modo, quedaron cortadas las comunicaciones terrestres de Bizancio con Europa. Amurates I, venció a los serbios, pero fue muerto en la batalla de Kossova (1389) por un soldado llamado Milosh.

mapa de la caida de constantinopla

Bayaceto, El Rayo

La conquista de los turcos era ya incontenible. El sucesor de Amurates, el sultán Bayaceto, El Rayo, era un guerrero temible, experto en ataques sorpresivos y en marchas rápidas. Al frente del ejército turco avanzó en dirección de Constantinopla y originó una conmoción entre los pueblos cristianos, porque vieron amenazadas su cultura y su religión.
El soberano Manuel II, en nombre del cristianismo ortodoxo, hizo un llamado general a los pueblos cristianos de Europa, para organizar una cruzada contra los turcos. Manuel II se trasladó a París, Londres, Milán y Génova para avivar la fe y despertar el entusiasmo. Entonces acudió el emperador de Alemania Segismundo, quien buscó una alianza con el duque de Borgoña, Juan Sin Miedo. Ocho mil hombres marcharon a los Balcanes para luchar contra los invasores.
Bayaceto, los espero e inició la batalla de Nícopolis (1396). Dividio su ejercito en tres partes y oculto la principal detrás de una colina. Los franceses, poseídos de un gran entusiasmo, se lanzaron al ataque sin esperar la orden de sus jefes y arrollaron las dos alas del ejercito turco; pero en esos instantes hizo su aparición Bayaceto con el tercer cuerpo, que estaba oculto y fue directo hacia los soldados cristianos; casi todos quedaron muertos sobre el campo de batalla.
Bayaceto triunfante avanzó sobre Constantinopla, pero no contó que a sus espaldas por el Asia Menor, el ejercito de Tamerlán.

Tamerlán

Su nombre era propiamente Timur, pero por haber quedado cojo en un combate, se le llamo Timur Lenk o Timur El Cojo. De este nombre se derivó al de Tamerlán.
Su fama de sanguinario era universal. Como soberano de las tribus mongolas y tártaras, fue declarado enemigo de los cristianos y había resuelto invadir Europa. Su hazaña de haber hecho levantar en la capital Persa, una pirámide con setenta mil cabezas humanas y otra en Bagdad con noventa mil cabezas, le dieron un renombre trágico.
Se presentó con 800 mil hombres, Bayaceto solo contaba con 150 mil soldados. Entre ambos ejércitos se dio inicio a la batalla de Ancira (1402) en la que, el ejercito turco fue despedazado. Bayaceto fue cogido prisionero y por orden del jefe mongol, se le encerró en una jaula de hierro.
Tamerlán avanzó sobre toda Asia Menor, pero se detuvo ante el mar, porque antes de emprender la conquista de Bizancio, resolvió emprender una campaña contra los chinos en el Oriente. En el trayecto murió (1405). Su enorme imperio se disgregó rápidamente.

Caida de Constantinopla

Mohamed II conquistó toda Bizancio y entró a Constantinopla el 29 de mayo de 1453.
El emperador Constantino Dracoses habían fortificado la ciudad. Había juntado víveres para resistir el sitio y tenía armados a más de 5 mil soldados. Pero el resto de la población, influenciada por la religión mahometana, favorecía a los planes del sultán.
Cuando el 29 de mayo las fuerzas turcas atacaron, los cristianos contestaron con cañones. El mismo Constantino, después de comulgar, se precipitó entre los asaltantes y murió.
Mohamed II y sus soldados penetraron en Constantinopla y durante dos días hubo matanzas y robos. En la cúpula de la catedral fue colocada la media luna de los turcos, en lugar de la cruz cristiana.

mohamed II
Mohamed II
¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (135 votos, 3,94 de 5)